ELESPECTADOR.COMImprimir

El Mundo | Vie, 01/11/2013 - 06:00

Emisario de ONU en Siria, en reunión para solucionar la crisis

Por: EFE

Lajdar Brahimi se encontrará con los “número dos” de Exteriores de Rusia y EE.UU.

El representante especial conjunto para Siria, Lajdar Brahimi, el viceministro ruso de Exteriores Mijaíl Bogdánov y el vicesecretario estadounidense de Estado, William Burns, llegaron este viernes a la sede de la ONU en Ginebra para una entrevista a tres bandas sobre la situación en ese país árabe.

La reunión tiene como objetivo "profundizar en sus conversaciones para llegar a una solución política a la crisis en Siria", según manifestó el Servicio de Información de la ONU en vísperas de la reunión.

La entrevista llega en medio del recrudecimiento del conflicto en Siria que, según los últimos datos de la ONU, ha costado la vida a al menos 60.000 personas desde marzo de 2011 y en un momento en el que las bajas temperaturas en la región están agudizando las dificultades que atraviesan cientos de miles de civiles.

En el terreno político, la cita de Ginebra sucede a la controversia suscitada por el último discurso del presidente sirio, Bachar Al Asad, que descartó cualquier posibilidad de entendimiento político con los grupos armados de oposición.

Al Asad propuso un plan de tres fases para un acuerdo político, que fue rechazado por la oposición y por la comunidad internacional.

El plan exige el cese del suministro de armas y apoyo financiero a los "terroristas" (como el régimen sirio denomina a los grupos de oposición), tras lo cual el Ejército detendría sus operaciones.

Una vez alcanzado un mecanismo para aplicar el cese de la violencia, se convocaría un diálogo nacional para elaborar una nueva Constitución y formar un Gobierno de consenso, que sería el encargado de preparar las elecciones parlamentarias.

Rusia ha pedido que esta iniciativa se tenga en cuenta en la solución del conflicto y así lo expondrá a Brahimi y Burns.

Moscú espera que "las ideas expuestas el 6 de enero por el presidente de la República Árabe de Siria, Bachar Al Asad" sean consideradas en la cita de Ginebra, según afirmaron fuentes de la ONU.

El ministerio ruso de Exteriores consideró en un comunicado que Al Asad "confirmó su disposición para iniciar un diálogo intersirio y las reformas del país en base a la soberanía de Siria, su independencia, unidad e integridad territorial y el principio de no injerencia en los asuntos internos".

Por contra, Brahimi calificó la propuesta del presidente sirio de "sectaria" y "parcial", y consideró que "es una repetición de iniciativas previas que no han funcionado".

"Las reformas concedidas de forma magnánima desde arriba son cosa del pasado; la gente ahora quiere opinar sobre cómo se le gobierna", declaró Brahimi, que consideró "un poco largo" el dominio de 40 años que ha ejercido en Siria la familia Al Asad.

Damasco respondió a las declaraciones de Brahimi afirmando que le descalifican como mediador en un conflicto porque demuestran "una inclinación flagrante" en favor de unas de las partes enfrentadas.

El ministerio sirio de Exteriores afirmó que "lo dicho por Brahimi se sale de la esencia de su misión y demuestra de forma flagrante su inclinación hacia posturas de partes conocidas por su conspiración contra Siria y contra los intereses del pueblo sirio". 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/emisario-de-onu-siria-reunion-solucionar-crisis-articulo-396038