ELESPECTADOR.COMImprimir

Actualidad | Mie, 01/16/2013 - 10:21

Incautan dos toneladas de marfil en Kenia

Por: EFE

Se calcula que unos 250 elefantes han muerto por este cargamento equivalente a más de un millón de dólares.

La autoridades de Kenia incautaron dos toneladas de marfil, valoradas en unos 100 millones de chelines (1,15 millones de dólares), que fueron encontradas en un contenedor en el puerto de Mombasa y cuyo destino era Indonesia.

Según el subcomisario de la Administración Tributaria de Kenia encargado de Puertos, Gitau Gitau, "se recibió una alerta de las oficinas centrales en Nairobi sobre un contenedor que iba a transportar marfil camuflado como piedras decorativas".

"Después de la incautación nos dimos cuenta de que los documentos que se estaban usando eran falsos", explicó Gitau al diario local Daily Nation, que detalló que se incautaron exactamente 638 piezas de marfil.

La fuente concretó asimismo que las dos toneladas de marfil se encontraban en un contenedor de seis metros de largo que estaba a bordo de un buque de nombre MV LalaBahadur.

Gitau indicó que otra carga similar fue interceptada en Hong Kong tras haber pasado el proceso de verificación del puerto de Mombasa hace un mes, también por el uso de documentos falsos emitidos por un agente de aduanas, que será suspendido mientras se lleven a cabo investigaciones.

El representante de la Autoridad Tributaria subrayó que a partir de ahora permanecerán especialmente atentos y que trabajarán junto a otras agencias para asegurarse de que estas mercancías no llegan hasta sus destinos.

Por su parte, el subdirector de la región Costera del Servicio de Protección de la Fauna y Flora keniano (KWS), Simon Gitau, afirmó que las piezas de marfil proceden probablemente de otros países y no de Kenia por la forma en la que estaban empaquetados.

"Se calcula que unos 250 elefantes han muerto por este cargamento y es posible que hayan venido de otros países, ya que los sacos llevaban etiquetas de Tanzania y Ruanda", concretó el representante de KWS.

En 2012, 360 elefantes murieron en Kenia a consecuencia de la caza furtiva, una de las cifras más altas de los últimos años.

A consecuencia de la intensificación de la caza ilegal, el primer ministro del país, Raila Odinga, aseguró en un mensaje publicado por la KWS que "el peligro parece estar empeorando cada día que pasa" y pidió ayuda del exterior.

“Llamo a la comunidad internacional a ayudar en el fortalecimiento de políticas nacionales e internacionales para tratar con el tráfico ilegal de fauna y flora como una seria amenaza para la conservación, el estado de derecho, la gobernanza y el desarrollo económico", afirmó Odinga. 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/incautan-dos-toneladas-de-marfil-kenia-articulo-396870