ELESPECTADOR.COMImprimir

Fútbol internacional | Jue, 01/17/2013 - 21:30

Humberto Osorio Botello: "Yo no me escapé de Millos"

Por: Daniel Avellaneda / Corresponsal, Buenos Aires

El delantero colombiano, hoy con el San Martín de Argentina y que se fue del equipo bogotano a mitad de año, dice a la distancia que se sintió contento con el título del club.

Tandil es una ciudad decorada por un cordón serrano, cuna de los mejores chacinados (embutidos), y un lugar muy elegido por los clubes argentinos para realizar sus pretemporadas. Por estas tierras, entonces, andan Boca Juniors y River Plate, los colosos del fútbol criollo. También, San Martín de San Juan, un equipo humilde del interior del país, pero no menos ilusionado. Con un colombiano como principal figura: Humberto Osorio Botello. Y ahí anda este delantero nacido hace 24 años en Valledupar, ajeno a todo lo que se sigue diciendo de él en Bogotá tras su polémica salida de Millonarios, el actual campeón. Sin embargo, en la charla con El Espectador, en el hotel Libertador, se siente con la necesidad de aclarar: “Yo no me escapé de Millos”.

Jugador itinerante, en apenas seis años de carrera Osorio ya vistió la camiseta de ocho equipos. Pero llamó mucho la atención cuando decidió abandonar al conjunto capitalino, el más ganador del fútbol nacional, para jugar en un equipo que está en la zona de descenso del campeonato argentino. Tiene una explicación el atacante que hizo las inferiores en América y fue goleador de la Primera B con Bucaramanga en 2009: “En realidad, más allá de que siempre tuve el deseo de jugar en Argentina, yo tenía pensado seguir en Millonarios. Se hablaron muchas cosas respecto a mi salida, pero a la dirigencia se le informó que San Martín iba a hacer una oferta por mí. Y como yo tenía cláusula de rescisión en junio, podía irme. Y Millonarios no hizo nada para retenerme. Esa es la pura verdad. Y, bueno, acá estoy, experimentando este fútbol tan competitivo que le abre las puertas a uno. Espero que me vaya bien y que tenga nuevas expectativas”.

¿Le dolió todo lo que se dijo alrededor de su polémica salida?

Sí, porque se hablaron muchas mentiras. Yo no me escapé. Todo se hizo por la vía legal. A mitad de año se terminaba mi contrato, apareció San Martín y Millonarios no igualó la oferta. Entonces, quedé con el pase en mi poder.

¿Y cómo terminó la relación con la dirigencia?

Pienso que quedé en buenas conversaciones con ellos, con el presidente, con todos... Siempre he tenido una relación respetuosa con ellos. De pronto se habló de mi representante, Javier Verdugo, a él se le atacó mucho.

Y después de que usted se fue, Millos ganó el campeonato nacional. ¿No le hubiera gustado estar en la foto del campeón?

Me alegró mucho por mis compañeros, por el club, por los hinchas, que se lo merecen, porque hace rato que se estaba buscando ganar un campeonato. Hablé con Lewis Ochoa, traté de comunicarme con Máyer Candelo. Como es el fútbol, ¿no? Yo tomé una decisión, me fui y ahora tengo que defender a muerte los colores de San Martín. No me arrepiento.

¿No arriesgó demasiado prestigio al dejar Colombia para venir a un club chico de Argentina?

Yo no lo veo de esa forma. Para mí, fue un paso muy importante en mi carrera. Si uno se destaca en un equipo como San Martín, puede ser valorado, porque se habla de uno. Por eso mi objetivo personal es hacer un gran semestre. Quiero ser goleador.

¿Y jugando en Argentina considera que tiene las mismas posibilidades de ser citado a la selección de Colombia?

El profe Pékerman ha hablado un poco de mí. Pero para llegar a vestir la tricolor tengo que hacer muchos goles acá y destacarme en mi equipo. Es la única manera.

¿Falcao es su espejo?

Falcao es el referente de todos los delanteros de Colombia. Por lo que está haciendo y mostrando en Europa. Es un fenómeno.

¿Habló en este último tiempo con allegados a la selección?

Sólo hubo rumores. Pero nunca me llamaron del cuerpo técnico. Había sido citado en los microciclos locales.

¿Y cree que sigue teniendo posibilidades de ser convocado jugando en el exterior? Porque la mirada de los técnicos siempre está en Europa.

Siempre se miran a los jugadores que militan en el fútbol del exterior. Y ya que estoy acá, me voy a esforzar al máximo.

¿Le fue mejor de lo que esperaba en el campeonato argentino, más allá de que San Martín está peleando por la permanencia?

Gracias a Dios pude jugar, porque estaba ansioso por mostrar mis capacidades. La verdad, creo que ayudé un poco al equipo a sacar buenos resultados. Marqué buenos goles, pero quería anotar más. Lastimosamente no se dieron. Pero tengo una nueva oportunidad, una revancha, y puedo superar la marca. Metí seis y por lo poco que jugué, no está mal.

Se demoró la transferencia y usted sólo pudo debutar en la sexta fecha del Torneo Apertura.

Fue algo difícil para mí, me trajeron a jugar, no a esperar. Gracias a Dios se pudo resolver y empecé bien. La gente me cogió cariño y eso me hace estar más motivado para entrenarme día a día y pelear por sacar al equipo de esta situación difícil del descenso.

¿Se salva San Martín?

Dios quiera. Este es un excelente grupo. Podríamos haber sacado más puntos. Pero estamos haciendo una gran pretemporada. Ojalá nos vaya bien.

Y de San Martín, ¿se va a un grande de Argentina o a Europa?

Miento si digo que no me gustaría jugar en otro club importante. Pero mi cabeza está puesta en San Martín y en seguir en Primera.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/humberto-osorio-botello-yo-no-me-escape-de-millos-articulo-397250