ELESPECTADOR.COMImprimir

| Jue, 01/24/2013 - 07:15

"Intervención Colombia", superando el placer de la adicción

Por: Lilian Contreras Fajardo

A&E estrena la edición nacional de este reality que sigue el proceso de rehabilitación de ocho personas.

"A veces los fines de semana me quedo jueves, viernes, sábado y domingo metido en un casino", confiesa Gustavo, un joven de 21 años que sufre el trastorno de ludopatía, más conocido como adicción a los juegos de apuestas. Su problema comenzó hace más de 10 años cuando jugaba en máquinas de monedas pero se intensificó cuando cumplió 15 y quiso experimentar con la ruleta y el póker. Durante estos años la adicción de Gustavo se incrementó tanto que apostó la plata de su arriendo y la universidad. A la ludopatía se suma la mitomanía, por lo que su novia no sabía de su adicción y su familia creía que estaba trabajando.

Gustavo es uno de los ocho casos que trata "Intervención Colombia", nuevo espacio de A&E que siguiendo los parámetros de sus antecesores (Estados Unidos y Latinoamérica) presenta casos reales de adictos que enfrentan sus temores con el propósito de recuperarse. El programa define adicción como la práctica de cualquier cosa que se relaciona con el placer y que pierde sus límites: ludopatía, sexo, comida, alcohol o drogas. Hoy en día, debido a la sociedad de consumo, desde Europa llega la preocupación por la dependencia a la tecnología.

Más allá de presentar en televisión la vida de personas adictas, lo que hace este reality es mostrar los esfuerzos de los enfermos, así como de sus familiares en el proceso de recuperación que comienza con una intervención, es decir, una reunión que tiene como objetivo hacer reaccionar al adicto con el discurso de su familia para que se dé cuenta que se no solo se está haciendo daño a sí mismo.

"El reality es un formato que en su mayoría ofrece entretenimiento", observa el director Andrés Wiesner, "pero en "Intervención Colombia" se captan aspectos interesantes de la realidad de los personajes" al estilo documental.

Cada capítulo presenta la visión de un personaje: Willy, Mauricio, Fabián y Johana, Natalia, Luis Esteban, Ana y César. El interventor presenta a los televidentes al protagonista y su adicción, y luego "se le cita en un hotel donde está la familia, algo que el adicto no sabe porque en la mayoría de los casos los familiares están fuera de la vida de estas personas", dice Wiesner.

"Esa reunión es mágica porque es allí donde el adicto se enfrenta con su realidad. Al ver a su familia no puede mentir más y es el choque que necesita para entender que no es culpable de su enfermedad, pero que necesita ayuda para salir del problema", explica Andrés Rueda, terapeuta interventor.

En esta intervención los familiares son claves, pues sus palabras son definitivas para el convencimiento. También su actitud, pues según dice el interventor, la mayoría de estos enfermos esconden en sus dependencias un tema emocional que casi siempre se relaciona con la familia y la niñez.

"En ese momento le expresan todo su amor, pero así mismo, con fortaleza le hacen saber que si no se recupera pierde el apoyo familiar", comenta Rueda, quien especifica que al final de la reunión el adicto debe decidir si acepta o no el camino de la rehabilitación.

"Está el caso de una chica que tuvo su intervención un viernes y cuando se le preguntó si estaba dispuesta a recuperarse dijo que sí pero que desde el lunes, condición que el programa no podía aceptar… Imagínese qué no hace un adicto durante el fin de semana. Así que ahí terminó la historia de ella en "Intervención Colombia'", adelanta Wiesner.

Gustavo, en cambio, sí aceptó el reto. La intervención con sus padres no fue nada fácil ya que su madre no quería hablarle y su padre, que vive en Barranquilla, le había perdido el rastro. Tras el contacto de los productores, los padres accedieron a reunirse con el joven que en un principio salió de la sala y se fue del hotel, pero que finalmente decidió ir al centro de rehabilitación. Hoy, seis meses después, vive con su madre y tras haber terminado el tratamiento asegura que no visita ningún casino.

Andrés Rueda, quien trabaja desde hace 12 años en temas relacionados con las adicciones, sostiene que lo valioso de "Intervención Colombia" es que ofrece tratamientos a personas que de verdad quieren recuperarse. "Existen muchos que quieren dejar el vicio pero no cuentan con dinero para pagar el tratamiento" que por lo general oscila entre los tres y los 12 millones de pesos, y dura entre los tres y 12 meses.

Por eso, el canal A&E, de la mano de la productora nacional Be-TV, desarrollaron durante seis meses este proyecto que también sigue la evolución de los protagonistas. "Uno de ellos se escapó del centro de rehabilitación y lastimosamente eso hay que presentarlo", comenta Rueda.

Pero Fabián y Johana, adictos al crack y quienes le pedían a Dios que los ayudara a dejar la calle (con la muerte), hoy en día sienten "agradecimiento con la vida". Él, con orgullo, dice que hace seis meses y dos semanas que aceptó la intervención y que desde entonces se esfuerza día a día por mantenerse sano. "Mis proyecciones no van más allá de un día, pues no quiero caer en una decepción que luego me incentive a una recaída", confiesa.

"Intervención Colombia" se estrena el próximo 5 de febrero a las 11 de la noche con el lema "sí hay un problema, pero hay soluciones" y con el precedente de éxito de la edición estadounidense, que a lo largo de sus 13 temporadas ha ganado el premio Emmy a mejor reality. Hace dos años el A&E emitió la edición latina, que fue la primera producción original del canal en la región.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/ae/intervencion-colombia-superando-el-placer-de-adiccion-articulo-398427