ELESPECTADOR.COMImprimir

Autos | Vie, 01/25/2013 - 21:04

La sofisticación gana terreno

Por: Mariana Suárez Rueda

Mayores facilidades de financiamiento, la revaluación del peso y nuevos diseños y tecnologías contribuyeron a que los vehículos de esta categoría estuvieran más al alcance de los colombianos.

A pesar de que el año pasado se vendieron 8.602 unidades menos que en 2011, al pasar de 324.570 a 315.968, según Econometría S.A. (administrador del Comité de la Industria Automotriz Colombiana), el segmento premium marcó un repunte del casi 10% en sus ventas, de acuerdo con el Runt. Para los fabricantes, las razones son varias, pero una de las más llamativas es que los colombianos ya no se conforman con cualquier carro.

Aunque el precio sigue siendo un factor primordial en la decisión de compra, el diseño, la tecnología, la eficiencia, el impacto ambiental y la seguridad se han convertido en aspectos relevantes y las marcas del segmento premium son líderes en ellos. A lo anterior, asegura Andrés Fuse, gerente de Autogermana, se suman las alternativas de financiación que están permitiendo acceder a más y mejores autos.

De hecho, dice, “la proporción de ventas de carros a crédito versus las de contado se ha incrementado de manera significativa en los últimos años, precisamente por cuenta de los costos, plazos y flexibilidad que ofrecen las entidades financieras”.

Otra de las variables que incidió en este crecimiento es la revaluación del peso, que hizo más competitivos los precios de los vehículos importados, permitiendo, puntualiza Fuse, “que los autos premium estuvieran más al alcance de más personas”. Para Marco Pastrana, gerente de Audi, la explicación de este comportamiento del segmento, que generalmente es diferente al del resto del sector automotor, también está relacionada con las innovaciones, nuevas prestaciones y diseños que presentaron las marcas durante el año pasado.

Adicionalmente, advierte, “la clase media colombiana está creciendo y se está sofisticando dentro de una sociedad que se abre al mundo”. La calidad del servicio posventa, los accesorios, la garantía, mantenimiento y las campañas de posicionamiento de imagen han contribuido a que cada vez sean más los que se animen a comprar un carro de gama alta.

Se calcula que este año el mercado automotor no tendrá caídas ni repuntes abruptos por cuenta de la estabilidad en indicadores económicos como las tasas de interés y la cotización del peso frente al dólar. Sin embargo, esta industria es tan dinámica en nuestro país que se espera que siga acelerando dentro de los próximos cinco años hasta llegar a las 500 mil unidades nuevas comercializadas anualmente. 

Cifras que a su vez auguran un futuro prometedor para las marcas premium, cuyo crecimiento se ha convertido en una tendencia que se espera perdure, permitiendo, advierte Héctor Corredor, vicepresidente Comercial de Daimler Colombia, “que la industria y los consumidores tengan una oferta optimizada de equipamientos de los vehículos, manteniendo precios competitivos”.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/vivir/autos/sofisticacion-gana-terreno-articulo-399233