ELESPECTADOR.COMImprimir

El Mundo | Jue, 01/31/2013 - 13:12

Rusia celebra 70 años de la victoria de Stalingrado

Por: AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, asistirá al desfile de más de 650 militares.

Rusia celebra el sábado los 70 años de la victoria soviética en la batalla de Stalingrado, la primera derrota alemana de la Segunda Guerra Mundial y que según los rusos salvó a Europa del nazismo.

En pleno fervor patriótico, las autoridades se esmeraron en la conmemoración del acontecimiento. Para la ocasión, Volvogrado, nombre que se dio a Stalingrado en 1961, se engalanó con una multitud de banderas y banderines rojos y amarillos en honor a los "vencedores". Y hasta se prevé una reconstitución de los hechos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, acudirá el sábado a esta ciudad para asistir al desfile de más de 650 militares ataviados con los colores del Ejército Rojo. También habrá ceremonias en Moscú.

"La batalla de Stalingrado es el símbolo más resplandeciente de la Gran Guerra patriótica (como se conoce en Rusia a la Segunda Guerra Mundial), la guerra sigue viva en la memoria de las personas que han sobrevivido y en la de sus familiares", asegura el historiador Vitali Dymarski.

El 2 de febrero de 1943 las tropas del mariscal alemán Friedrich von Paulus capitularon, cercadas por el Ejército Rojo después de una encarnizada batalla iniciada en julio de 1942 en esta ciudad a orillas del Volga, paso esencial hacia el Cáucaso y sus ricos recursos petroleros.

Fue la primera rendición del ejército nazi desde el comienzo de la guerra y cambió el curso de la contienda, tanto en el plano estratégico como en el psicológico en la Unión Soviética, desmoralizada hasta entonces por varias derrotas estrepitosas. Pero también fue una de las batallas más sangrientas de la historia.

Devastada desde el comienzo por bombardeos aéreos alemanes, Stalingrado fue escenario, durante más de seis meses, de combates callejeros muy violentos entre las tropas nazis y los soldados y los civiles soviéticos a los que Joseph Stalin había dicho "¡Ni un paso atrás!".

Durante ese periodo, los combatientes también debieron luchar contra otros dos enemigos crueles: el invierno ruso y la hambruna. En total la batalla causó hasta dos millones de muertos, en ambos bandos, según las cifras oficiales rusas.

"Bombardeaban constantemente, de las nueve de la mañana a las cuatro de la tarde. En dos ocasiones, nuestra casamata quedó sepultada después de explosiones, pero nos desenterraron y vivimos", recuerda Taisia Postnova, de 93 años.

Estudiante de medicina en Novosibirsk (Siberia), Taisia fue enviada al frente en septiembre de 1942 y vivió en carne propia el horror de la guerra. "Los heridos llegaban continuamente. La mitad de los que curábamos volvían al frente", recuerda la anciana.

Como los alimentos escaseaban, Taisia se contentaba con un mendrugo de pan y un poco de agua. "A menudo, los que no aguantaban más, iban al Volga en busca de agua, pero morían alcanzados por las balas", cuenta. Sin embargo "no teníamos miedo. Sólo teníamos una idea en mente: vencer (...) Los moribundos solían decir: 'muero por la Patria, por Stalin. Si no hubiera existido Stalin, habríamos perdido la guerra", afirma -muy convencida- Postnova.

Lo mismo piensan muchos veteranos y rusos nostálgicos de la Unión Soviética, que llevan años pidiendo que Volvogrado vuelva a llamarse Stalingrado. Y lo han conseguido en parte. Durante las celebraciones se llamará Stalingrado. Así lo ha decidido la asamblea local de esta ciudad.

"A partir del 2 de febrero, para los 70 años de la victoria en la batalla de Stalingrado, la ciudad retomará su antiguo nombre en todas las manifestaciones oficiales. Sólo por un día", declaró este jueves un representante de la asamblea municipal citado por la agencia Interfax.

Según el municipio, esta decisión se tomó "a petición de muchos antiguos combatientes". Además la asamblea municipal decidió que la ciudad también podrá llamarse Stalingrado en otras fechas concretas, como el 9 de mayo, cuando el país celebra el final de la Segunda Guerra Mundial.

No obstante, según un sondeo de octubre de 2012 del instituto independiente Levada, sólo el 18% de los rusos es favorable a una vuelta atrás, y el 60% se opone.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/rusia-celebra-70-anos-de-victoria-de-stalingrado-articulo-402160