ELESPECTADOR.COMImprimir

Judicial | Vie, 02/01/2013 - 10:11

"Una cosa es La Habana y otra muy diferente Colombia"

Por: Elespectador.com

La Fuerza Pública reiteró su compromiso de perseguir a las Farc en todo el territorio nacional.

Ofensivas militares, combates, ataques terroristas de las Farc, secuestros y hasta liberaciones evidencian un repunte del conflicto armado que rompió la tensa calma reinante hasta ahora en los diálogos de paz entre las Farc y el Gobierno.

Este viernes el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas y el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, reiteraron su compromiso y el de sus hombres de seguir adelante con las operaciones contra la guerrilla. “Vamos a perseguirlos en todo el territorio nacional. Sin descanso, sin bajar la guardia”, advirtió el general Navas.

“Una cosa es La Habana y otra muy diferente es acá”, dijo el general León Riaño al hacer referencia a la situación de los mandos de las Farc que se encuentran en la mesa de diálogo y la de los subversivos que continúan atacando a la población civil.

Los oficiales calificaron de infame la expresión “prisioneros de guerra”, utilizada por las Farc para continuar con la práctica del secuestro.

“En este conflicto una de las partes no tiene estatus de beligerancia, por cuanto no cabe el término o el concepto de “prisionero de guerra”. Cabe el termino rehén o secuestrado. La toma de rehenes es un crimen de lesa humanidad”, agregó el general Navas.

El comandante de las FF.MM., explicó “el caso contrario son capturas de la Fuerza Pública a los bandidos que están delinquiendo. No tiene ninguna aceptación jurídica y de ningún tipo el concepto de prisioneros de guerra”.

El alto oficial manifestó que con estos calificativos, además de excusar sus crímenes, las Farc buscan sacar ventaja política. “Está claro para todos los colombianos y la comunidad internacional que el término prisioneros de guerra no tiene conceptualización en este conflicto que estamos llevando a cabo contra la subversión armada”.

Por su parte, el general León Riaño señaló que la Fuerza Pública no va a descansar hasta conseguir que los policías secuestrados en el Valle del Cauca regresen a sus hogares y responsabilizó a las Farc de lo que les pase a los uniformados que permanecen en cautiverio.

El secuestro volvió así a colocarse en el ojo del huracán del conflicto armado interno, y pasó del campo de batalla en las selvas colombianas a los micrófonos en La Habana.

Los negociadores de paz de las Farc reivindicaron su potestad de capturar "prisioneros de guerra" en el marco del conflicto, al tiempo que sus interlocutores del Gobierno pidieron llamar las cosas por su nombre y rechazaron que el "secuestro" pueda poner en riesgo el proceso de paz que se negocia en Cuba.

Las Farc tienen en su poder al menos a dos policías que fueron hechos cautivos el pasado viernes también en el suroeste del país, en el Cauca. Sin embargo, alias ‘Iván Márquez’, dijo antes de comenzar la sesión en Cuba que la guerrilla no tiene "ningún reporte oficial" de sus fuerzas sobre el caso de estos dos policías que permanecen cautivos.
 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/judicial/una-cosa-habana-y-otra-muy-diferente-colombia-articulo-402332