ELESPECTADOR.COMImprimir

El Mundo | Lun, 02/04/2013 - 22:00

La "segunda vida" de Malala

Por: Redacción Internacional

La activista paquistaní de 15 años que fue atacada por un grupo talibán por su compromiso en favor de la educación de las niñas de su país, supera exitosamente dos operaciones de cráneo.

Mientras se especula sobre su nominación al premio Nobel de Paz de 2013, Malala anunció la creación de un fondo para la educación en Pakistán.

La joven, que sobrevivió milagrosamente tras recibir un disparo en la cabeza cuando volvía del colegio a su casa, volvió este fin de semana al hospital de Birmingham, en el centro de Inglaterra, para que los médicos le instalaran una pieza de titanio hecha a la medida de su cráneo, además de un implante con el que recuperará la audición del oído izquierdo, dañado por los disparos. Los doctores esperan que esta sea la última cirugía y que la recuperación de Malala dure entre 15 y 18 meses.

En un video recién divulgado y grabado antes de la cirugía, Malala aseguró: “Hoy estoy viva. Puedo hablar, puedo verte, puedo verlos a todos y mejoro día a día. Es gracias a las plegarias de la gente. Por toda esa gente —hombres, mujeres, niños— que han rezado por mí”. Añadió que tras el ataque vive “una segunda vida” y que desde su posición ayudará a otras niñas que también se sientan atacadas en Pakistán por querer ir a la escuela.

Lo más seguro es que Malala fije su residencia en Reino Unido. Su padre ha recibido el puesto de agregado de educación del consulado de Pakistán en Birmingham. La facción extremista que se atribuyó el atentado contra Malala anunció que intentará asesinarla de nuevo, por considerarla antitalibán y secular. Los talibanes, con una interpretación que va mucho más allá de lo establecido en el Corán, pretenden instaurar una casta dominada por los hombres y prohíben que las mujeres trabajen, tengan vida pública, estudien y decidan sobre su matrimonio, entre otras cosas.

La activista paquistaní se ha convertido en un símbolo de la lucha contra el extremismo religioso en un país donde los derechos de las mujeres no se respetan. “El fondo de Malala” es una campaña que busca recaudar fondos para promover la educación femenina en Pakistán y ha sido creada por la ONG internacional Vital Voices, que trabaja para promover el desarrollo de las mujeres en la vida pública.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/segunda-vida-de-malala-articulo-402926