ELESPECTADOR.COMImprimir

Economía | Mie, 02/13/2013 - 23:24

¿Quién pujaría por el 4G?

Por: David Mayorga

Independientemente de lo que suceda con la fusión de Tigo y Une, la asignación contaría con Claro, Movistar, Azteca, ETB, DirecTV y Avantel; estas últimas podrían aliarse.

El Gobierno volvió a sacar cuentas, a realizar proyecciones y considerar escenarios. Ya sabe qué le implicaría, para sus futuros ingresos y el rumbo de la industria de las telecomunicaciones en el país, una posible integración entre Millicon (que opera servicios de telefonía y datos móviles en Colombia bajo la marca Tigo) y Une. Y también sabe cómo influiría este hecho en la subasta de 225 megahertz (MHz) de espectro radioeléctrico con los que busca masificar la tecnología LTE (conocida como 4G), que permite una mayor velocidad de navegación por internet y descarga de contenidos.

Ante la prensa, Diego Molano, ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) reconoció que su cartera ya calculó esta nueva variable en el negocio por el que el Estado espera recibir por lo menos $480.000 millones, pero el país solo conocerá el resultado cuando se publiquen las reglas de participación. Un requisito que, aunque lleva cuatro meses y tres semanas de retraso frente al cronograma original, no impide analizar quiénes se presentarán a la ceremonia de puja.

En cada una de sus presentaciones sobre la asignación, el Gobierno ha informado del interés de 13 compañías nacionales y extranjeras en la mayor asignación de espectro en la historia del país. De ellas, se daba por asegurado que los tres principales operadores móviles (Movistar, Tigo y Claro, para el que se diseñó un régimen especial de participación para evitar que su amplio dominio del mercado afecte el proceso) ocuparían una silla; hoy, con los planes de fusión, no se sabe si Tigo o Une (otro de los interesados) se presentarán.

“De ocurrir, le darían prioridad a la adquisición de licencias para bandas bajas. En este sentido, es de esperar que este operador quiera hacerse con el máximo de 35 MHz en estas bandas, permitiéndole una mayor cobertura geográfica por cada radio base”, explica José Otero, presidente de la consultora Signals Telecom Group.

Otras dos compañías del listado original que públicamente han expresado su intención de formular propuestas son Avantel y DirecTV. La primera necesita con urgencia hacerse a la tecnología 4G para reformular su oferta de servicios y evolucionar su infraestructura de telecomunicaciones, que se quedó en el pasado; la segunda espera sumar nuevos usuarios en el segmento móvil. Aunque se prevé que ambas participarán por su propia cuenta, no se descarta una solución salomónica.

“Sería interesante que decidieran aliarse. Son complementarias, ya que DirecTV está dirigido a hogares y Avantel a consumidores móviles de empresas. Para los inversionistas de esta última es imperativo ganar cualquier licencia de 4G para que, en el futuro, puedan vender la operación a otro operador”, dice Sunny Dogra, director de la firma Rawlings Consultants.

Uno de los puntos principales de este proyecto es la entrada de un nuevo operador de telefonía móvil que dinamice uno de los sectores más concentrados del mundo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD). En la lista de interesados se encuentran la brasileña Oi, la chilena Entel, la estadounidense Nextel y la mexicana Azteca.

Este último, en opinión de Dogra, es el que tiene más opciones: “Para Oi, el tamaño del mercado colombiano (50 millones de suscriptores) es bastante pequeño; tengo dudas de que Nextel gaste cientos de millones de dólares sin un socio. Entel entraría en unos años y podría comprar a Avantel, siguiendo la misma estrategia para entrar a Perú. Estoy seguro de que Azteca entrará al mercado, puesto que ya invirtieron en fibra óptica en Colombia; su costo incremental en LTE sería muy pequeño”.

Y no hay que olvidar a Emcali y a ETB, empresas que representan los intereses del sector público. Es poco probable que la empresa caleña llegue al partidor, debido a su limitado flujo de caja. “ETB se encuentra en mejor posición financiera, cuenta con participación en un operador móvil (Tigo) y ha declarado su interés en desplegar redes LTE; la única forma en que esto sería viable es limitando su cobertura en la fase inicial a las localidades donde ofrece sus servicios”, comenta Otero.

De cumplirse estos pronósticos, independientemente de lo que pase con Tigo y Une, la subasta contaría con al menos seis participantes. Ellos serían, de no presentarse nuevos retrasos, los responsables de llevarles 4G a los colombianos entre julio de 2013 y el mismo mes del año siguiente.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/economia/quien-pujaria-el-4g-articulo-404702