ELESPECTADOR.COMImprimir

Opinión | Dom, 02/24/2013 - 22:07

Un modelo para la industria

Por: Santiago Montenegro | Elespectador.com

Es muy preocupante la noticia de que la industria manufacturera no creció en el 2012.

Si a esa cifra le sumamos la del déficit comercial que se ha abierto en ese sector, tendremos que concluir que el panorama de la industria manufacturera es desolador. 

Varios gremios han reaccionado pidiendo que el Banco de la República baje las tasas de interés y que el Gobierno devalúe la tasa de cambio. Lo que esos gremios, el Gobierno y los académicos deberían hacer es tomarse un día para ir a Medellín y visitar el Instituto de Capacitación e Investigación del Plástico y del Caucho, ICIPC, que está celebrando sus primeros 20 años de existencia. Fundado por Acoplásticos, la Universidad Eafit y la empresa Formacol S.A., con el apoyo de la GTZ, de Alemania, para la formación humana de sus directivos, este instituto ha realizado una labor extraordinaria. No es exagerado decir que, si todos los sectores económicos de Colombia tuviesen centros de investigación e innovación como el ICIPC, el nuestro sería un país desarrollado.

Sus logros son numerosísimos. Ha prestado servicios a más de 1.230 empresas y ha exportado sus servicios a muchos países. Los laboratorios del ICIPC tienen varias acreditaciones y han realizado más de 20.000 pruebas especializadas bajo procedimientos normalizados y acreditados por la Superintendencia de Industria y Comercio. El instituto tiene varias marcas registradas. Ha producido más de 100 publicaciones nacionales e internacionales, de las cuales dos han sido traducidos al chino mandarín, una al ruso y varias han sido best-seller en las ferias de plástico más representativas del mundo. Pero, quizá, su logro más importantes son las 12 patentes que ha obtenido en los Estados Unidos y otros países.

Junto a otras entidades, el ICIPC ha obtenido el Premio Nacional de Medicina por el diseño y la fabricación de un prototipo de anillo de soporte para bioprótesis de una válvula cardíaca. Por el diseño de una silla plástica ganó el Red Dot Award en Alemania, en junio de 2008, y por el diseño de un contador eléctrico obtuvo el People’s Choice Award en la International Plastics Design Competition, en 2009.

Entidades como el Banco Mundial han resaltado en sus publicaciones al ICIPC como un caso de éxito en el mundo y la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, en su caso de estudio de Acoplásticos N9-703-437 del 2006, hace mención de la labor del ICIPC en beneficio de las cadenas productivas en Colombia. Detrás de estos logros está un gran equipo humano liderado desde 1993 hasta junio de 2012 por Alberto Naranjo, ingeniero mecánico de la Bolivariana y doctorado en la Universidad de Renania Westfalia, quien cuenta con dos patentes aprobadas en los EE.UU., otras tres en Colombia y otras dos en trámite. Desde junio del 2012, el instituto ha sido dirigido por María del Pilar Noriega, ingeniera química de la Bolivariana, Ph.D. en ingeniería mecánica de la Universidad de Wisconsin, quien tiene una patente en los Estados Unidos, dos en Colombia y otras dos en trámite en nuestro país. Estos directores, pero también Carlos Alberto Garay, presidente de Acoplásticos, y todos los miembros del instituto merecen el reconocimiento de todo el país. Ellos han demostrado que la lucha por la competitividad y la innovación de un sector económico es una labor que hay que hacer, primordialmente, en casa.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/opinion/un-modelo-industria-columna-406670