ELESPECTADOR.COMImprimir

Salud | Lun, 02/25/2013 - 13:04

Esta es la propuesta del Gobierno para reformar la salud

Por: Redacción Vivir

El Fosyga desaparecerá, se redefinirá el plan de beneficios, las EPS se convertirían en “gestoras de salud” y no manejarán los pagos a las clínicas y hospitales.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dio a conocer este lunes su propuesta para reformar el sistema de salud, que atraviesa una profunda crisis por lo menos desde hace cinco años.

El proyecto será presentado ante el Congreso el próximo 16 de marzo y pretende acabar con la intermediación para la entrega de recursos, agilizar el flujo de dineros dentro del sistema, mejorar la calidad de los servicios y cambiar el papel que cumplen las EPS en el sector.

La reforma plantea que las EPS (que serán ahora 'gestoras de salud') ya no tendrán que servir de intermediarias para el pago de los servicios que prestan clínicas y hospitales a los usuarios. De esto, y de toda la movilización de recursos, se encargará un nuevo fondo único llamado Misalud, que manejará cerca de 20 billones de pesos anuales y tendrá como funciones la afiliación de los usuarios al sistema, los pagos a prestadores de servicios y la recaudación de recursos (provenientes de impuestos generales, contribuciones de empleados, pensionados e independientes; recursos directos del presupuesto general y del sistema general de participaciones).

Este nuevo fondo representa la desaparición del Fosyga (Fondo de Solidaridad y Garantía), entidad que hoy le retribuye a las EPS los dineros que éstas han invertido en prestarles a sus usuarios servicios no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud, los llamados no POS.

Los gobernadores tendrán la opción de administrar el régimen subsidiado, aunque no los dineros del mismo (que estarán en manos de Misalud), por lo que habrá un mayor control de cómo se destinan los recursos.

Asimismo, las EPS dejarían de girar dineros para la salud y se convertirían en “gestoras de salud”. Para sobrevivir a este revolcón las empresas deberán organizarse territorialmente, tener un mínimo de afiliados y una red de prestaciones definida y clara.

Así las cosas, las EPS tendrían un año para retirarse del aseguramiento social, y si no tienen problemas para operar, podrán convertirse en administradoras que gestionen la prestación de servicios de salud o en prestadoras de servicios pertenecientes a una alguna de las nuevas redes en las que se dividirá el sistema: red básica, que prestaría los servicios básicos para conservar y mejorar el estado de salud de la población; red especializada, que atendería a los pacientes con enfermedades complejas, y redes especiales, dirigidas a personas conenfermedades de mayor complejidad que requieren un manejo integral.

En cuanto al POS, este sería redefinido. Se creará un solo listado de medicamentos y procedimientos que cubrirá los tratamientos “razonables”, dejando por fuera aquellos de tipo estético y experimental. Habrá también una "lista negra" que registrará los tratamientos y fármacos que no entrarán dentro del mismo.

El ministro Gaviria reconoció que lo que viene "es un proceso de socialización difícil" pero que, junto al Ministerio de Hacienda, estarán unidos en la defensa del proyecto de ley que apenas empieza su trámite en el Congreso. 

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/noticias/salud/esta-propuesta-del-gobierno-reformar-salud-articulo-406756