ELESPECTADOR.COMImprimir

Buen Viaje VIP | Mar, 02/26/2013 - 20:59

Un misterio escondido

Por: Redacción Buen Viaje

El número de visitantes colombianos aumentó 17% el año pasado, por cuenta de su riqueza arqueológica y cultural.

Recorrer Perú de norte a sur, de oriente a occidente, internándose en sus pueblos y ciudades, en su forma de alimentarse aquí y de vivir el mundo allá, es, en cierto sentido, visitar muchos países.

Podrían ser las playas monumentales de Máncora, más cerca de Ecuador, en el departamento de Piura, para vivir las vacaciones propias de un modelo occidental, pero también al otro lado, en el sur, sobre la línea limítrofe que separa a este país de Bolivia, a la altura del lago Titicaca cuyo rumor alimenta el recuerdo indígena.

Conocer Perú de la forma indicada requiere de tiempo, de paciencia. Quien es capaz de adoptar esta actitud descubrirá, sin duda, un lugar mágico: en el que se sobrevuelan las líneas de Nazca de figuras imposibles o se anda por Cuzco, la capital del Imperio inca, conociendo una arquitectura que anda a caballo entre lo indígena y lo español, preludio inevitable para llegar a la meta final de todos: el oculto Machu Picchu y sus piedras, su historia palpitante, sus cóndores.

Mucho es lo que se ha avanzado en Perú en términos turísticos. No sólo por la definición de las rutas de tránsito y los miles de viajeros que alimentan blogs virtuales con sus experiencias, sino porque el mismo turismo, en una especie de círculo virtuoso, ha hecho de esto una realidad. Perú ha aprendido a mostrarse mucho más allá de la imagen que proyectó a Latinoamérica entera hace 10 años. El número de visitantes colombianos, por ejemplo, aumentó en un 17% el año pasado.

Los World Travel Awards dijeron hace poco que esta nación es el mejor destino gastronómico de la Tierra y que su joya, Machu Picchu, es el mejor destino verde.

Por eso, para aprender más de Perú, los interesados en el turismo por este país podrán ir, desde hoy hasta el 1º de marzo, a la XXXII Vitrina Turística Anato en la que el país Inca estará presente con su campaña, ya muy consolidada, de “Perú, Imperio de Tesoros Escondidos” y su lema “No mires la película, vívela”.

Justamente de eso se trata. En un formato tipo tráiler se enseña un país bastante atractivo, que lleva al espectador a sentir la necesidad de respirarlo, de ir y disfrutar de su muestra gastronómica, de vivir un rato en sus tierras indómitas, en su capital dividida y a veces caótica.

El stand PromPerú tendrá también la exhibición de vestidos creados por la diseñadora Meche Correa, la “Embajadora de marca del país”, reconocida por su larga trayectoria y su profundo orgullo por su país natal, sus raíces culturales, su historia viva aún entre las calles de las ciudades.

Este recorrido de muestra turística hace surgir una necesidad. Ineludible: tener una experiencia más cercana al espíritu de Latinoamérica. Y Perú es eso. Una muestra orgullosa de la historia, del desorden, de la conquista, de la independencia. Ahí está, a la espera.

Dirección web fuente:
http://www.elespectador.com/vivir/buen-viaje-vip/un-misterio-escondido-articulo-407116