Automático o mecánico: ¿cuál es la mejor opción?

<p>Las ventajas de las dos versiones.</p>

Hay quienes dicen que un carro automático no tiene la misma potencia que uno mecánico. Hay quienes aseguran que con el primero no se pueden hacer los cambios de marcha cuando se necesitan. Y también hay quienes agregan que los segundos son los más adecuados para países como Colombia, que por su topografía requieren mayor poder conjunto entre la caja, el motor y la trasmisión para que respondan al unísono a las exigencias del terreno. Sin embargo, en lo que todos coinciden es en que los dos ya tienen tanto respaldo posventa en el país, que comprar uno u otro es un tema simplemente de gusto.

Un escenario que es tema de conversación cuando se tiene en cuenta que el grueso de las marcas que existen en el país ya ofrecen en su portafolio una o dos referencias de vehículos con caja automática, tendencia que hace un poco más de cinco años no tenía fuerza en Colombia porque, de acuerdo con Fredy Poveda de Volvo, “la gente no los compraba debido a que no había sitios en dónde reparar las cajas, por eso no se vendían. Hoy, tras un amplio respaldo de las marcas, nosotros en promedio, de 10 carros que vendemos, 8 son automáticos”.

La pregunta entonces es: ¿automático o mecánico, cuál es la mejor opción? De acuerdo con los expertos del negocio, unos tienen tantas ventajas como los otros, pero si se trata de comodidad a la hora de conducir, el carro automático se lleva la delantera, y si el objetivo es tener un carro que pueda controlar el conductor en materia de marcha y avanzada en la carretera, el más indicado es el mecánico.

Camilo Ruiz, gerente de marca Chevrolet, explica que los carros automáticos se han convertido en tranquilidad al manejar. Que las mujeres son las que más prefieren estos vehículos en gamas altas y además comenta que este es un tema de percepción: “En Estados Unidos es más alta la tendencia y funcionan mejor porque no son terrenos montañosos. Aquí se ha visto que se prefieren por el tráfico, porque no se tiene que estar haciendo cambios manualmente y conducir se vuelve algo más agradable. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es sólo poner Drive y ya”.

 Y para completar, Eduardo Zea, gerente nacional de Ventas, Colitalia Autos Fiat, agrega que “la gente ha identificado dos tipos de necesidades: el carro para ir a la oficina todos los días, donde resulta muy cómodo el automático, y está el de salir los fines de semana, donde queda perfecto el mecánico, porque la gente que gusta de manejar por carretera prefiere hacer los cambios con sus manos y controlar la marcha”.

Y además, pone sobre la mesa una variable económica importante: “los carros automáticos obedecen más a la exigencia de cierto segmento poblacional que pide vehículos de alta gama y que entre su equipamiento tengan sistemas duales, que dan una mejor relación y ofrecen un óptimo funcionamiento”.

En lo que todos coinciden es en que quien llega a un concesionario por un vehículo mecánico, compra este estilo por su costumbre de manipular la caja de cambios, mientras el que llega por uno automático hace parte de un grupo de personas que ya han conocido las ventajas de estos carros y por lo regular los han conducido antes y en otros países.

Pero siempre, como la elección depende finalmente de los beneficios que le pueda ofrecer el carro, Zea comenta que los próximos importados de su marca que traigan de Brasil tendrán en 2011 disponibles caja automática secuencial y motores para combustible flex. Todo un combo que además de funcional y novedoso, resultará óptimo para el medio ambiente.

Un nicho del negocio que cada vez está aumentando más en Colombia y que pensando en consumidores más exigentes, ha permitido que más marcas traigan carros con caja automática, esas mismas que le resultarán como una buena opción si en definitiva lo que busca es descanso al manejar.