Especial 23 Mar 2010 - 8:11 pm

El Espectador, 123 años haciendo historia

Gabo: Cómo empecé a escribir

Gabriel García Márquez expuso las razones que lo llevaron a convertirse en un escritor de oficio.

Por: Gabriel García Márquez / 3 de mayo de 1970, discurso en Caracas, Magazín Dominical.
  • 1848Compartido
    http://www.elespectador.com/publicaciones/especial/articulo194691-empece-escribir
    http://www.elespectador.com/publicaciones/especial/articulo194691-empece-escribir
  • 0
insertar

Discurso pronunciado por Gabriel García Márquez en una de sus visitas a Venezuela y más tarde divulgado en el periódico, en el que el futuro Premio Nobel expuso las razones que lo llevaron a convertirse en un escritor de oficio. 

Primero que todo, perdóneme que hable sentado, pero la verdad es que si me levanto corro el riesgo de caerme de miedo. De veras. Yo siempre creí que los cinco minutos más terribles de mi vida me tocaría pasarlos en un avión y delante de 20 a 30 personas, no delante de 200 amigos como ahora. Afortunadamente, lo que me sucede en este momento me permite empezar a hablar de mi literatura, ya que estaba pensando que yo comencé a ser escritor en la misma forma que me subí a este estrado: a la fuerza. Confieso que hice todo lo posible por no asistir a esta asamblea: traté de enfermarme, busqué que me diera una pulmonía, fui a donde el peluquero con la esperanza de que me degollara y, por último, se me ocurrió la idea de venir sin saco y sin corbata para que no me permitieran entrar en una reunión tan formal como esta, pero olvidaba que estaba en Venezuela, en donde a todas partes se puede ir en camisa. Resultado: que aquí estoy y no sé por dónde empezar. Pero les puedo contar, por ejemplo, cómo comencé a escribir.

A mí nunca se me había ocurrido que pudiera ser escritor pero, en mis tiempos de estudiante, Eduardo Zalamea Borda, director del suplemento literario de El Espectador de Bogotá, publicó una nota donde decía que las nuevas generaciones de escritores no ofrecían nada, que no se veía por ninguna parte un nuevo cuentista ni un nuevo novelista. Y concluía afirmando que a él se le reprochaba porque en su periódico no publicaba sino firmas muy conocidas de escritores viejos, y nada de jóvenes en cambio, cuando la verdad —dijo— es que no hay jóvenes que escriban.

A mí me salió entonces un sentimiento de solidaridad para con mis compañeros de generación y resolví escribir un cuento, no más por taparle la boca a Eduardo Zalamea Borda, que era mi gran amigo, o al menos que después llegó a ser mi gran amigo. Me senté y escribí el cuento, lo mandé a El Espectador. El segundo susto lo obtuve el domingo siguiente cuando abrí el periódico y a toda página estaba mi cuento con una nota donde Eduardo Zalamea Borda reconocía que se había equivocado, porque evidentemente con “ese cuento surgía el genio de la literatura colombiana” o algo parecido.

Esta vez sí que me enfermé y me dije: ¡En qué lío me he metido!” ¿Y ahora qué hago para no hacer quedar mal a Eduardo Zalamea Borda?” Seguir escribiendo, era la respuesta. Siempre tenía frente a mí el problema de los temas: estaba obligado a buscarme el cuento para poderlo escribir.

Y esto me permite decirles una cosa que compruebo ahora, después de haber publicado cinco libros: el oficio de escritor es tal vez el único que se hace más difícil a medida que más se practica. La facilidad con que yo me senté a escribir aquel cuento una tarde no puede compararse con el trabajo que me cuesta ahora escribir una página. En cuanto a mi método de trabajo, es bastante coherente con esto que les estoy diciendo. Nunca sé cuánto voy a poder escribir ni qué voy a escribir. Espero que se me ocurra algo y, cuando se me ocurre una idea que juzgo buena para escribirla, me pongo a darle vueltas en la cabeza y dejo que se vaya madurando. Cuando la tenga terminada (y a veces pasan muchos años, como en el caso de Cien años de soledad que pasé diez y nueve años pensándola), cuando la tengo terminada repito, entonces me siento a escribirla y ahí empieza la parte más difícil y la que más me aburre. Porque lo más delicioso de la historia es concebirla, irla redondeando, dándole vueltas y revueltas, de manera que a la hora de sentarse a escribirla ya no le interesa a uno mucho, o al menos a mí no me interesa mucho.

La idea que le da vueltas

Les voy a contar, por ejemplo, la idea que me está dando vueltas en la cabeza hace ya varios años y sospecho que la tengo ya bastante redonda. Se las cuento ahora, porque seguramente cuando la escriba, no sé cuando, ustedes la van a encontrar completamente distinta y podrán observar en qué forma evolucionó. Imagínense un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija menor de 14. Está sirviéndoles el desayuno a sus hijos y se le advierte una expresión muy preocupada. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella responde: No sé, pero he amanecido con el pensamiento de que algo muy grave va a suceder en este pueblo”.

Ellos se ríen de ella, dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el adversario le dice: “Te apuesto un peso a que no la haces”. Todos se ríen, él se ríe, tira la carambola y no la hace. Pago un peso y le pregunta: ¿Pero qué pasó, si era una carambola tan sencilla? Dice: “Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi mamá esta mañana sobre algo grave que va a suceder en este pueblo”. Todos se ríen de él y el que se ha ganado el peso regresa a su casa, donde está su mamá y una prima o una nieta o en fin, cualquier parienta. Feliz con su peso dice: “Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla, porque es un tonto”. “¿Y por qué es un tonto?”. Dice: “Hombre, porque no pudo hacer una carambola sencillísima estorbado por la preocupación de que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este pueblo”.

Entonces le dice la mamá: “No te burles de los presentimientos de los viejos, porque a veces salen”. La parienta lo oye y va a comprar carne. Ella dice al carnicero: “véndame una libra de carne” y, en el momento en que está cortando, agrega: “Mejor véndame dos porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado”. El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar una libra de carne, le dice: “Lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se está preparando, y andan comprando cosas”.

Entonces la vieja responde: “Tengo varios hijos, mire, mejor deme cuatro libras”. Se lleva cuatro libras y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora agota la carne, mata otra vaca, se vende toda y se va esparciendo el rumor. Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto, a las dos de la tarde, hace calor como siempre. Alguien dice: “Se han dado cuenta del calor que está haciendo?”. “Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor”. Tanto calor que es un pueblo donde todos los músicos tenían instrumentos remendados con brea y tocaban siempre a la sombra porque si tocaban al sol se les caían a pedazos. “Sin embargo —dice uno— nunca a esta hora ha hecho tanto calor”, “sí, pero no tanto calor como ahora”. Al pueblo desierto, a la plaza desierta, baja de pronto un parajito y se corre la voz: “hay un pajarito en la plaza”. Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito.

“Pero, señores, siempre ha habido pajaritos que bajan”. “Sí, pero nunca a esta hora”. Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo. “Yo sí soy muy macho —grita uno— yo me voy”. Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde está el pobre pueblo viéndolo. Hasta el memento en que dicen: “Si este se atreve a irse, pues nosotros también nos vamos”, y empiezan a desmantelar literalmente al pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo. Y uno de los últimos que abandona el pueblo dice: “Que no venga la desgracia a caer sobre todo lo que queda de nuestra casa” y entonces incendia la casa y otros incendian otras casas. Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en éxodo de guerra, y en medio de ellos va la señora que tuvo el presagio clamando: “Yo lo dije, que algo muy grave iba a pasar y me dijeron que estaba loca”.

A MÍ NUNCA SE ME HABÍA OCURRIDO QUE PUDIERA SER ESCRITOR PERO, EN MIS TIEMPOS DE ESTUDIANTE, EDUARDO ZALAMEA BORDA,  PUBLICÓ UNA NOTA DONDE DECÍA QUE LAS NUEVAS GENERACIONES DE ESCRITORES NO OFRECÍAN NADA.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 55
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Big Bang", nueva canción de Siam
  • Música Sep 23 - 11:20 am

    Siam en 2014

    Siam en 2014

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
55
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

euritos

Jue, 04/17/2014 - 18:07
Gracias por dejarnos su obra y ese espacio intangible de la imaginación que nos permite volar sobre la mediocridad y estupidez de los que "rigen" hoy en dia los medios masivos de comunicación.
Opinión por:

leamas

Jue, 04/17/2014 - 17:53
murio de viejo el treinta hpta como tirofijo su gran amigo,hay muertos buenos y muertos malos pero este viejo nunca fue ni fu ni fa para el pueblo Colombiano
Opinión por:

CALLE-63

Jue, 04/17/2014 - 15:48
Grande GENIO tu patria chica llora tu partida. Viva Colombia,
Opinión por:

CALLE-63

Jue, 04/17/2014 - 15:47
Grande GENIO tu patria chica llora tu partida. Viva Colombia,
Opinión por:

hkdk

Mie, 04/07/2010 - 17:00
lo que tiene de genial, lo tiene de mala clase, se las da de comunista pero vive en hoteles estrato 7, no ayuda a nadie, no ha hecho nada por su pueblo aracataca, sin tener ni siquiera que hacerlo de su bolsillo , simplemente solicite como nobel y le dan bibliotecas, colegios ,auxilios al campo,acueducto etc para su pueblo, y para rematar pregunten que de la casa en Cartagena que le regalaron sobre la zona historica , no paga ni impuestos , se hace el pendejo.
Opinión por:

campesina gomela

Jue, 04/01/2010 - 19:15
abo fue DESTERRADO de Colombia por los piadosos, humanistas, caritativos, humildes, honrados etc, derechistas y oligarcas, neo-liberales que gobiernan este país, el triunfó como escritor en México, y si no vino a Colombia es porque lo DESTERRARON, gente ignorante que no busca la verdadera historia de Colombia.....
Opinión por:

campesina gomela

Jue, 04/01/2010 - 19:15
Gabo fue DESTERRADO de Colombia por los piadosos, humanistas, caritativos, humildes, honrados etc, derechistas y oligarcas, neo-liberales que gobiernan este país, el triunfó como escritor en México, y si no vino a Colombia es porque lo DESTERRARON, gente ignorante que no busca la verdadera historia de Colombia.....
Opinión por:

campesina gomela

Jue, 04/01/2010 - 19:08
La mejor frase de Gabriel Garcia Marquez es: "CUANDO LA MIERDA TENGA VALOR LOS POBRES NACERAN SIN CULO" y se cumplió con la basura en Colombia, la basura no tenía valor alguno, pero cuando los hijos del presidente Uribe vieron el valor de la basura, construyeron sus empresas, pues que creen? se hicieron LEYES con proceso PENAL a los emigrantes de la calle para NO TOCARAN la basura ni la transportaran con so pena DE CARCEL, que tal heee? lo mas triste es que los senadores se prestaron para dichas leyes, entonces cuando la mierda tenga valor los pobres naceran sin culo......
Opinión por:

campesina gomela

Jue, 04/01/2010 - 19:08
La mejor frase de Gabriel Garcia Marquez es: "CUANDO LA MIERDA TENGA VALOR LOS POBRES NACERAN SIN CULO" y se cumplió con la basura en Colombia, la basura no tenía valor alguno, pero cuando los hijos del presidente Uribe vieron el valor de la basura, construyeron sus empresas, pues que creen? se hicieron LEYES con proceso PENAL a los emigrantes de la calle para NO TOCARAN la basura ni la transportaran con so pena DE CARCEL, que tal heee? lo mas triste es que los senadores se prestaron para dichas leyes, entonces cuando la mierda tenga valor los pobres naceran sin culo......
Opinión por:

campesina gomela

Jue, 04/01/2010 - 19:08
La mejor frase de Gabriel Garcia Marquez es: "CUANDO LA MIERDA TENGA VALOR LOS POBRES NACERAN SIN CULO" y se cumplió con la basura en Colombia, la basura no tenía valor alguno, pero cuando los hijos del presidente Uribe vieron el valor de la basura, construyeron sus empresas, pues que creen? se hicieron LEYES con proceso PENAL a los emigrantes de la calle para NO TOCARAN la basura ni la transportaran con so pena DE CARCEL, que tal heee? lo mas triste es que los senadores se prestaron para dichas leyes, entonces cuando la mierda tenga valor los pobres naceran sin culo......
Opinión por:

contundente

Jue, 04/01/2010 - 18:25
ESCRITOR PREPOTENTE Y ARROGANTE, SE CREE CUBANO, Y LE PRODUCE PENA HABER NACIDO EN UN PUEBLITO LLAMADO ARACATACA...OJALÀ Y SE QUEDE POR ALLÀ, NUNCA LE HA SERVIDO A ESTE PAIS EN LO SOCIAL.
Opinión por:

contundente

Jue, 04/01/2010 - 18:25
ESCRITOR PREPOTENTE Y ARROGANTE, SE CREE CUBANO, Y LE PRODUCE PENA HABER NACIDO EN UN PUEBLITO LLAMADO ARACATACA...OJALÀ Y SE QUEDE POR ALLÀ, NUNCA LE HA SERVIDO A ESTE PAIS EN LO SOCIAL.
Opinión por:

contundente

Jue, 04/01/2010 - 18:25
ESCRITOR PREPOTENTE Y ARROGANTE, SE CREE CUBANO, Y LE PRODUCE PENA HABER NACIDO EN UN PUEBLITO LLAMADO ARACATACA...OJALÀ Y SE QUEDE POR ALLÀ, NUNCA LE HA SERVIDO A ESTE PAIS EN LO SOCIAL.
Opinión por:

contundente

Jue, 04/01/2010 - 18:25
ESCRITOR PREPOTENTE Y ARROGANTE, SE CREE CUBANO, Y LE PRODUCE PENA HABER NACIDO EN UN PUEBLITO LLAMADO ARACATACA...OJALÀ Y SE QUEDE POR ALLÀ, NUNCA LE HA SERVIDO A ESTE PAIS EN LO SOCIAL.
Opinión por:

El Rejugao de Dosbocas

Jue, 04/01/2010 - 11:34
En EL ESPECTADOR, ni en ningún diario de Colombia, ya no estimulan escritores desconocidos y sólo publican lo que escriben los mismos de siempre que, quizá por el canzancio ya es casi una huesera. Creo que si EL ESPECTADOR ayudó en la formación del gran escritor Gabo, deberia y convendría mucho que les diera chance a los escritores desconocidos, pues es bien sabido que las editoriales no se interesan en publicar obras de autores que no sean famosos Y, así habría un resultado simbiótico, pues, además de los escritores, EL ESPECTADOR también resultaría beneficiado en forma gratuita..
Opinión por:

HenryOtaola

Jue, 04/01/2010 - 10:31
Bien por Gabo. ...lastima que este diario ahora no es mas que otro del monton, de esos autodenominados pericos de "la derecha".
Opinión por:

carimagua

Mie, 03/31/2010 - 07:39
García Márquez cuenta cómo un rumor, un infundio, una cierta aprensión se convierte en un pueblo a la expectativa para que, inconscientemente pase algo, a la postre así suceda. El rumor crece, se multiplica, se tergiversa, para, al final, trastocarse en "verdad", sin serlo. Típico caso es el del gobierno que se va: el pueblo, sin saber cómo ni por qué, solo por alimentar su fallida esperanza, lo convierte en mesías; al final, esta es la única "verdad" con la que comulgan, convirtiendo tal falsedad en hecho consumado. En cuanto a que es una difícil profesión la de escribir, gran verdad es; el inicio de una obra puede parecernos hermosa, deliciosa, pero a medida que se va profundizando en otros temas, escribir se convierte en pesada carga que solo soportan genios como nuestro Nobel.
Opinión por:

ZAJURÍN

Mar, 03/30/2010 - 21:09
Gabriel García Márquez, tuvo la fortuna de escribir sus primeros cuentos y hacerse como el gran escritor que es, antes de existir el dictador de Cuba (allí no hubiera tenido libertad para ser él premio Nobel) y no se vislumbraba el coronel golpista, dictador constitucional de Venezuela. Gabo es el clásico comunista costeño (por fortuna muy pocos) que se considera irreductible ante la adversidad política y en medio de su locura partidista cree cual godo de izquierda que todo lo sucedido desde la caída de la Unión Soviética hasta el muro de Berlín, sólo son ataques del Imperialismo Yanqui contra el pueblo, que serán superados por comunistas como él, si persisten como Stalin en la segunda guerra mundial, que también ya murió. Como El pintor comunista Diego de Rivera en México, Gabo ha traído
Opinión por:

ZAJURÍN

Mar, 03/30/2010 - 21:10
Gabo ha traído tanta gloria literaria a Colombia que se le debe perdonar su vanidosa posición política, que lo aleja sin querer de la genialidad.
Opinión por:

TBS

Mar, 03/30/2010 - 12:07
Garcia Marquez.. sin duda un maestro de la literatura. nada mas que decir
Opinión por:

astol

Mar, 03/30/2010 - 10:41
Pra quienes preguntan por el cuento, les informo que ya lo escribio hace muchisimos años. Se llama "Presagio" y hasta hicieron una pelicula en 1974 con el mismo nombre y guiones de el mismo y dirigida por Luis Alcoriza. En Google puedes buscarlo
Opinión por:

carlomagno

Mar, 03/30/2010 - 08:04
Gabriel Garcia Marquez es el colombiano más importante de los últimos quinientos años. Pésele a quien le pese. Los resentidos de la ultraderecha tratan de opacar su valía pero sus argumentos se fundamentan en el odio por sus ideas políticas no en el conocimiento de su obra. Gabo es un artista, un creador de belleza. Su obra debe considerarse lejos de pasiones politiqueras mediocres. Hay muchos ejemplos de artistas geniales que profesaron ideales políticos particulares, pero no por ello su obra ha perdido valor. La literatura fué una hasta Gabo. Y eso lo reconocen los eruditos de Europa y USA. El odio de algunos hacia Fidel y Cuba los enferma y no les permite percibir la grandeza de esa generación Latinoamericana.
Opinión por:

THEY

Lun, 03/29/2010 - 16:42
dicen que nadie es profeta en su tierra y eso le pasó a Gabriel García Márquez. Se exilió en cuba y hay que ver hasta donde ha llegado como escritor, ha puesto el nombre de colombia en alto gracias a su talento. Hoy se le rinde tributo por ser autónomo en su forma de escribir que lo hace grande y espectacular. Las obras de García Márquez son muy buenas y la lectura es atractiva para personas que nos gustan de leer. Su legado literario perdurará por siglos gracias a la difusión mundial que han tenido sus obras como: cien años de soledad, Macondo, El coronel no tiene quien le escriba, El general en su laberinto.
Opinión por:

Luchurbi

Jue, 04/17/2014 - 15:46
Macondo es un bar de marihuaneros...
Opinión por:

alfredo

Mar, 03/30/2010 - 08:13
jajajajjajajaj este man no sabe ni donde esta parado
Opinión por:

ANGELBARRAZA

Lun, 03/29/2010 - 17:10
GARCIA MARQUEZ ESTÁ RADICADO EN MEXICO Y "MACONDO" NO ES UNA DE SUS OBRAS.
Opinión por:

Carontico

Lun, 03/29/2010 - 11:12
Un gran nobel en nuestro país, pero QUE APORTES LE HA HECHO A NUESTRO PAÍS?? Tenia mucho por aportar, desde la misma educación, pero nos ha dejado huerfanos. . . Seria mucho más valioso que hubiese contribuido de corazón a su COLOMBIA. . . Gracias
Opinión por:

carlomagno

Mar, 03/30/2010 - 07:55
El más grande aporte que un escritor puede hacer a la humanidad es escribir bien. Gabo no solo deleita con sus obras sino que aporta puntos de vista, percepciones e ideas. La literatura universal fué cambiada por este genio de las letras. Promocionó el nombre de Colombia y Latinoamérica, le contó nuestras costumbres al mundo, expuso la cultura latina y el mundo lo aclamó. La historia de Colombia ha sido contada de una manera imaginativa y plena de belleza, humor, sarcasmo e inteligencia por este gran autor. ¿Qué más aportes quieres Carontico del infierno? El tamaño del trabajo de Gabo no ha sido todavía mensurado debidamente. Recomiendo el libro "Gabriel Garcia Marquez- Una vida" de Gerald Martin que es excelente.
Opinión por:

Carontico

Lun, 03/29/2010 - 11:08
Un gran nobel en nuestro país, pero QUE APORTES LE HA HECHO A NUESTRO PAÍS?? Tenia mucho por aportar, desde la misma educación, pero nos ha dejado huerfanos. . . Seria mucho más valioso que hubiese contribuido de corazón a su COLOMBIA. . . Gracias
Opinión por:

ANGELBARRAZA

Lun, 03/29/2010 - 11:04
PERO POR DIOS... POR SUPUESTO QUE EL CUENTO TIENE QUE ESTAR EN LA WEB.... ES QUE NO SE DAN CUENTA QUE ESTA ES UNA CRÓNICA DEL AÑO 1970... ESTUPIDOOOOOOOOOOOOOOS
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio