Especial 19 Oct 2016 - 5:05 pm

¿Cómo ejercitarse mientras trabaja?

Nos hemos acostumbrado a los domicilios, conducir para ir a la tienda o usar el ascensor. Hacer pequeños cambios favorece visiblemente la salud cardiovascular.

Por: Elespectador.com
  • 85Compartido
    http://www.elespectador.com/publicaciones/especial/ejercitarse-mientras-trabaja-articulo-661204
    http://tinyurl.com/jaxu5cf
  • 0
insertar

Además de los 20 minutos mínimos de actividad física que se deben realizar a diario para mantenerse saludable y alejar las enfermedades, pueden implementarse en el día a día actividades sencillas que favorecen el movimiento y disminuyen el margen de sedentarismo.

Hacer ejercicio diario aumenta los niveles de energía, ideales para cumplir de manera óptima con las labores asignadas. “Solo se necesita la creatividad de cada quien –opina Chella Guzmán, entrenadora de triatlón y profesional en rendimiento deportivo-. Podemos estar en un desierto, no tener una piedra o un tronco, pero el propio peso del cuerpo nos garantiza realizar una cantidad de ejercicios que favorecen nuestro fortalecimiento sin necesidad de pesos adicionales y es un valor que tenemos olvidado. Los parques tienen muchos juegos para que la gente que no tiene o no quiere alguien que la entrene, pueda realizar actividades físicas. Yo uso bancos, escaleras, árboles o hasta el borde de los andenes”, explica.

Por eso recomienda que en las labores diarias, tanto en casa como en la oficina, también se ejecuten diferentes movimientos o actividades que le sumen pasos a los 5 mil que se deben dar como mínimo al día para estar saludables. Sumadas a sus recomendaciones, el deportólogo Harold Arévalo agrega otros consejos para revitalizarnos en nuestras actividades diarias y huirle a la quietud.

-Hágase responsable de sacar a la mascota por lo menos dos veces al día. Esto ya garantiza una caminata de mínimo, 15 minutos.

-Realice diariamente caminatas y alterne la intensidad. Empiece despacio, aumente el ritmo y vuelva a disminuirlo.

-En lo posible, elija la bicicleta o las caminatas como medio de transporte.

-Si usa el transporte público, bájese unas estaciones o unas cuadras antes que lo obliguen a caminar para llegar a su destino.

-En la oficina, levántese mínimo una vez cada hora. Camine por el espacio, suba escaleras, busque a una persona que necesita en cambio de llamarla o enviarle un correo.

-Detenga lo que está haciendo para estirar el cuello de un lado a otro, de atrás hacia delante y en círculos. Estire también los brazos y entrelace los dedos adelante del pecho y luego, envíelos atrás, a la espalda.

-Evite los domicilios y mucho más, comer sobre el computador.

-Use cada vez menos el ascensor y prefiera las escaleras, preferiblemente en subida para disminuir molestias en las articulaciones.

-Elija un restaurante que le quede unas cuadras más lejos de lo habitual.

-Haga pausas largas a media mañana y media tarde, dese una caminata alrededor de la oficina o la casa; puede hacerlo también después de almuerzo.

-Aproveche las ciclorrutas los fines de semana.

-Piense en las actividades del hogar como un estímulo al movimiento: barrer, lavar la loza, limpiar el polvo…

-Cree actividades en familia que se conviertan en rutina y requieran de ejercicio como caminar en un parque, jugar baloncesto, bailar, organizar las compras del mercado.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$423.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio
Publicidad