La navidad en la literatura

La Navidad como tema de la literatura es ya un tópico clásico de la literatura moderna y que siempre ha estado asociada con la nostalgia, pero en la literatura está lleno de fantasía y misterio.

Son muchos los escritores que abordaron esta temática como los hermanos Grimm, Han Cristian Andersen, Hoffman, Charles Dickens, Oscar Wilde, Gustavo Adolfo Bécquer, Benito Pérez Galdós y, entre los más contemporáneos, Ciro Alegría, Truman Capote, Blasco Ibáñez, Agatha Cristhie, etc. 

Los protagonistas de las historias de Navidad en la literatura tradicional son niños pobres y vagabundos, abuelos sabios y entrañables, animales fieles que hablan, espíritus malignos y toda clase de personajes misteriosos en la que se registran las costumbres, tradiciones e ilusiones de la Navidad, pero los escritores escribieron sus historias más allá de estos estereotipos, historias profundas y fantásticas, como El Cascanueces, de Ernest Hoffman, nacido en Konigsberg en 1776. Hoffman es uno de los grandes escritores del romanticismo alemán. Su imaginación excéntrica, como él mismo la calificó, abarcó la composición musical y la creación literaria. Sus personajes fantásticos son los protagonistas de su obra El Cascanueces, publicada en 1816. Agatha Cristhie, la escritora británica, escribió El pudding de Navidad y En Navidades trágicas, donde el protagonista es un anciano rico con un despótico carácter, que es asesinado y que Hércules Poirot será el investigador de su crimen. Han Cristian Andersen escribió las narraciones clásicas de la literatura infantil: El soldadito de plomo, La sirenita, El patito feo y La pastora y el deshollinador. Los hermanos Grimm, Jakob Ludwig y Wilhem Carl fueron figuras sobresalientes del romanticismo alemán, que recogieron las leyendas y los cuentos folclóricos, y sus recopilaciones sirvieron para escribir sus cuentos universalmente conocidos, como Blancanieves, Cenicienta, Pulgarcito, etc., que los hacen clásicos de la cultura occidental. Charles Dickens, el escritor inglés, escribió Canción de Navidad, que es un cuento fantástico en el que a un hombre rico y avaro se le aparecen cuatro fantasmas, en vísperas de Navidad, que lo hacen cambiar de carácter aprendiendo a sonreír. En su obra Dickens registra la condición social de la infancia en un mundo de avaricia y podredumbre. La obra fue escrita a los 31 años del escritor, que perteneció a la época victoriana, en el año 1843, y salió publicada un 17 de diciembre. Truman Capote, el escritor de Nueva Orleáns, quien escribió en su prefacio de su libro de ensayos, Música para camaleones, que “cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse”, escribió tres cuentos de Navidad: Un recuerdo navideño, Una Navidad y El invitado de acción.

Son tres recuerdos de reuniones familiares en el marco de las fiestas de Navidad y un día de Acción de Gracias. El protagonista de estos relatos es el propio autor, que aparece como el pequeño Truman, Budy. Son relatos donde se condensan las historias de su infancia. Oscar Wilde, el escritor irlandés, que vivió también en la época victoriana y que decía “que un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras no la ame” y “que la mejor manera de liberarse de la tentación es caer en ella”, escribió el relato de Navidad El gigante egoísta.
 
“El gigante no dejaba que los niños jugaran en su jardín, pero allí se había instalado el invierno para siempre y los árboles se olvidaron de florecer. Pero un día el amor de un niño conmovió el duro corazón del gigante y entonces comprendió cómo el egoísmo había alejado a la primavera de su jardín y a la belleza de su vida”.
 
Dylan Thomas, escritor galés, escribió La conversación de Navidad, en 1947, que forma parte de El visitante y otras historias, una serie de relatos en prosa poética, donde se recogen textos que el propio autor seleccionó antes de su muerte. John Tolkien, escritor sudafricano, es el autor de tres clásicos de la literatura fantástica contemporánea: El hobbit, El señor de los anillos y El Silmarillion. Sus Cartas de Papá Noel, escrita en 1994, son las cartas ilustradas que Tolkein escribía a sus hijos cada año como Papá Noel, con dibujos que revelan las actividades y los secretos de Papá Noel cuando no es época navideña, historias de duendes, osos polares y los elfos. En la narrativa colombiana, Tomás Carrasquilla escribió el relato La Navidad en la mina, y más recién, el escritor Ricardo Silva Romero escribió Relato de Navidad en la Gran Vía. Una novela en la Navidad que transcurre en Bogotá. Es la historia de una novela que el autor se encuentra en un computador, escrita con ironía y humor:
 
“Es Navidad, era Navidad hace unos seis días. Bogotá, Santafé de Bogotá, intentaba iluminarse. No es una metáfora ni nada: en verdad había luces en los árboles, había arreglado el parque de la 93 y todas las vitrinas brillaban. Uno se sentía en Londres cuando iba por la calle y los centros comerciales se veían muy bien. Las familias compraban lotería, los mendigos se levantaban un poco más tarde, la gente de la calle no tenía ganas de atracar a nadie y los pobres delincuentes descansaban”.
Temas relacionados