Viajar con seguridad

Terminales Automotrices, especializada en elementos de suspensión, comparte información útil para el mantenimiento.

Conocer el sistema de suspensión del vehículo es importante. Terminales Automotrices ofrece consejos útiles.
Conocer el sistema de suspensión del vehículo es importante. Terminales Automotrices ofrece consejos útiles.

En temporada de vacaciones es importante revisar los diferentes sistemas del vehículo, entre ellos el de la suspensión, cuyas partes están expuestas de manera constante a duras exigencias.

Por tal motivo, Terminales Automotrices, con su marca K-Automotive, hace algunas recomendaciones para reconocer cuándo las rótulas, los brazos de la suspensión, los terminales y los axiales están en mal estado:

El vehículo emite ruidos cortos y agudos al pasar terrenos ásperos.

Se presentan ruidos cortos al pasar reductores de velocidad o escalones y/o cuando el auto se inclina (la carrocería va hacia abajo).

El vehículo se desvía o tiende a no seguir en línea recta sin mover el volante de dirección.

El volante de dirección tiende a moverse hacia algún lado.

El juego libre de la dirección es excesivo.

Al manejar a velocidades de más de 50 kilómetros por hora, hay sensación de que el auto navega.

Diagnóstico oportuno

Hacer revisión de los sistemas de suspensión, dirección, transmisión y frenos del vehículo cada 20.000 kilómetros o cuando se detecte una anomalía.

Revisar el desgaste de las llantas (cauchos). Cuando éste es severo y se da por uno de los hombros, significa que el camber está alterado y que existen problemas con las rótulas o muñones de suspensión y los brazos de control.

Cuando es irregular (con apariencia de sierra), demuestra que hay convergencia o divergencia excesiva y puede ser que se trata de un problema del terminal exterior de dirección o el terminal axial de dirección.

Si el desgaste es por parches o puntos irregulares, denota que existen problemas con los brazos de control, la espiral o el amortiguador, y se presenta un desbalanceo en los componentes de suspensión y amortiguación.

Fallas en ejes homocinéticos

Los guardapolvos fisurados permiten que entre suciedad y humedad al eje, reduciendo su vida útil.

El ruido y la vibración en el momento de arrancar o acelerar el vehículo son síntoma de fallas en las juntas fijas.

Los ruidos (un clac-clac) cuando se lleva a tope la dirección y se arranca el vehículo son señal de juntas gastadas.

La vibración y el ruido al ir a velocidad constante indican deterioro de las juntas fijas.

Fallas en los frenos

Se siente una vibración en el volante de dirección al momento de frenar, generado por discos o campanas con alabeo excesivo (o pandeo del disco).

Cuando se usa mucho el freno y de un momento a otro se va el pedal a fondo y el vehículo no se detiene, es porque el líquido de frenos presenta humedad o el sistema de frenos presenta aire.

Si el pedal de freno se pone duro o toca hacerle más fuerza para detener el vehículo, es que el servofreno esta fallando.

Si el nivel del líquido de frenos disminuye a diario, es porque hay una fuga en algún sitio, ya sea por los cilindros, tubería o calíperes.

Cuando el vehículo se tarda en detener una vez se aplican los frenos es porque el sistema de graduación no funciona bien o hay mala calidad del material de fricción.

El chirrido agudo al momento de aplicar los frenos indica que las pastillas de freno llegaron al final de su vida útil.

Por lo anterior, haga la revisión con tiempo y en lugares de confianza o recomendados por el fabricante.

Temas relacionados