Madagascar, un destino de película

Es la cuarta isla tropical más grande del mundo y la primera de su continente.

El baobab es el árbol más común en Madagascar. /123rf
El baobab es el árbol más común en Madagascar. /123rf

Las magníficas playas de aguas cristalinas, perfectas para bucear, junto con las reservas naturales, en las que habitan animales exóticos entre los que se destaca el lémur, son los principales atractivos. Un plan imperdible es tomar un barco mar adentro para disfrutar del avistamiento de ballenas y delfines.

Quizás el lugar más famoso de Madagascar es Nossi Bé, una isla volcánica de 312 kilómetros cuadrados. El clima es bastante agradable, aunque soplan fuertes vientos por su cercanía con el canal de Mozambique.

La belleza natural se puede contemplar en todo su esplendor en el parque Ranomafana, que se caracteriza por sus paisajes montañoso, con aguas termales y valles estrechos. Durante este emocionante recorrido es posible observar algunas de las 38 especies de mamíferos, 113 de aves, 30 de reptiles y 54 de anfibios que conviven en cientos de kilómetros de zonas verdes, terrenos áridos y lagos.

Otro de los planes perfectos para realizar es la visita al pueblo de Ifaty, en donde se puede alquilar un chalet con piscina, bucear en mar abierto o simplemente recorrer uno de los sitios más antiguos de la isla.

 

Temas relacionados