Arranca la competencia de las apuestas en línea

W Play logró la primera autorización de Coljuegos. Esperan que en tres años las ventas del sector, sólo en apuestas deportivas, lleguen a $4 billones.

iStock.

En Colombia, los juegos de suerte y azar por internet están reglamentados apenas desde 2016 y hasta julio pasado no había ninguna empresa autorizada para operarlos. W Play se convirtió en la primera plataforma en serlo. Aspira, además, a mantenerse entre los diez operadores que espera el Gobierno que compitan en este negocio en los próximos años. W Play es más ambicioso: tiene la expectativa de que haya 15 firmas en la contienda.

La plataforma es colombiana y propiedad de Aquila Global Group, que se constituyó en 2016 precisamente para pedir la autorización de Coljuegos, la entidad gubernamental a cargo. En línea es posible apostar sobre cerca de 1.000 eventos diarios en 50 deportes o actividades diferentes. Apenas 12 días después de entrar en operación, W Play ya contaba cerca de $400 millones dados en premios y, desde su etapa promocional, que arrancó a comienzos del año, lleva más de 30.000 usuarios.

Sin embargo, el mercado potencial que calculan es mucho mayor: unos siete millones de personas, que destinan cada una alrededor de $22.000 al mes a jugar, un promedio que el sector espera que se incremente hasta los cerca de $50.000 conforme el negocio se vaya desarrollando. Según una investigación del Centro Nacional de Consultoría que tiene Coljuegos, el 59 % de los colombianos mayores de 18 años son jugadores en suerte y azar. De ellos, el 52 % son hombres.

Por supuesto, a través de internet tampoco pueden apostar menores de edad. Para eso, Julio César Tamayo, gerente de W Play, explica que el registro en la web se hace necesariamente con la verificación de la cédula, así como el desembolso de los premios. Asimismo, la idea es prevenir o atajar la ludopatía. La plataforma tiene una herramienta de “autoexclusión”, que le permite al jugador poner límites a las apuestas que hace y al tiempo que destina en línea.

Además de W Play, Aquila Global Group tiene en el radar a cuatro posibles competidores que ya se están habilitando ante el Gobierno, que espera recibir $8.000 millones por los derechos de explotación. “Con esta iniciativa buscamos mayores recursos para la salud de los colombianos, la ampliación del portafolio de juegos a través de herramientas innovadoras y la sintonización con la tendencia hacia el mayor uso de nuevas tecnologías en el mundo”, afirmó Juan Pérez Hidalgo, presidente de Coljuegos.

En total, la expectativa de ventas de todo el sector de apuestas deportivas para este primer año de operación ronda el billón de pesos. Eso sí, como resultado de “una cruzada contra la ilegalidad” que Tamayo espera que sea cada vez más exitosa ahora que están dadas las condiciones para que los juegos de suerte y azar por internet se formalicen. La meta de Aquila Global Group, por lo pronto, es generar 3.000 empleos entre directos e indirectos. En cuanto a ventas, con miras a tres años, dice Tamayo, la cifra para todo el sector podría llegar a los $4 billones.

 

Temas relacionados