El iPhone 5 despierta más interés que entusiasmo

Después de presentar su nuevo smartphone, Apple por primera vez no aparece como un líder claro en el sector. ¿La marca de la manzana estará perdiendo la magia?

Un iPhone 5 (L) junto a su predecesor, el 4S. AFP
Un iPhone 5 (L) junto a su predecesor, el 4S. AFP

Apple se ciñó al libreto para presentar el iPhone 5, un dispositivo que generó muchos rumores y del que se esperaban milagros pero que la realidad puso en su sitio como un teléfono bastante competitivo pero poco innovador en un mercado liderado por los dispositivos Android.

El nuevo iPhone supone, obviamente, una "mejora sustancial" respecto a su predecesor, el modelo 4S, según la publicación MarketWatch del grupo The Wall Street Journal, y los medios tecnológicos especializados coincidieron en resaltar que se trataba de un buen aparato que le deparará pingües beneficios a Apple.

El teléfono, que saldrá a la venta el 21 de septiembre en EE.UU., es más alargado para dar cabida a una pantalla de 4 pulgadas, frente a las 3,5 del iPhone 4S, incluye conexión a internet LTE (lo que algunas compañías han venido a llamar 4G), es un 18 % más fino y un 20 % más ligero. (Ver galería de imágenes).

En definitiva, un dispositivo que tras cinco años de vida se ha estirado y ha perdido peso sin costo adicional (199 dólares su versión más barata) pero que, lejos de proponer algo realmente novedoso, se ha conformado con adoptar algunas características y tecnologías que sus competidores ya ofrecen a los consumidores.

Desde la web CNET, que organizó un debate para seguir el evento de Apple, se destacó el hecho de que el iPhone 5 no ha resuelto la cuestión sobre cuál es el mejor teléfono de alta gama del mercado, donde sus fuerzas estarán muy igualadas con los nuevos Windows Phone de Nokia y los Samsung Galaxy.

"Por primera vez Apple no destaca como líder claro", indicó Roger Cheng, en un artículo para ese mismo portal donde el analista de Ovum Adam Leach señaló que "sin la continua innovación" Apple "se arriesga a perder su atractivo ante el consumidor".

Comparado con el Samsung Galaxy S III y el anunciado Nokia Lumia 920, el iPhone 5 ofrece una pantalla más pequeña aunque con mayor resolución, es más esbelto y ligero, cuenta con una duración estimada de batería y resolución de cámara similar pero no con puerto USB.

Los tres teléfonos son compatibles con redes LTE (4G), pero el iPhone 5 carece de la tecnología Near Field Communication (NFC), un sistema de alta frecuencia que permite compartir datos entre dispositivos cuando están próximos que sí incorporan sus rivales de Samsung y Nokia.

Como era de esperarse, tras el debut del nuevo teléfono Apple anunció descuentos para sus iPhone 4 y 4S, éste último pasaría a costar 99 dólares lo que para analistas como Eddie Hold, de la compañía de investigación de mercado NPD Group, es "un buen negocio" para el consumidor.

El iPhone 4S tiene solo un año de vida, incluye el asistente de voz Siri y será compatible con el sistema operativo iOS 6 con el que va equipado el iPhone 5.

Más allá del producto en sí mismo, Apple confirmó un cambio de rumbo en la forma de realizar sus presentaciones. Mientras que el difunto Steve Jobs acostumbraba a guardarse un as en la manga en sus eventos que iban de menos a más con la intención de crear expectativa, Tim Cook cambió ese orden y  dedicó la primera hora del evento para hablar del iPhone 5, la segunda hora se centró en la música, nuevos iPod y nuevo iTunes para terminar con 10 minutos de concierto de mano de Foo Fighters.

No solo escasearon las sorpresas, tampoco se buscaron. "Parece que Apple ha perdido algo de la magia que antes extasió a la mayoría de los miembros de los medios de comunicación", aseguró Jason Mick desde DailyTech.

Otros aseguraron que "Apple se había convertido en algo aburrido" y "una compañía más del sector". En Twitter muchos se acordaron hoy de Steve Jobs.

Por otra parte, los nuevos iPod de la empresa de la manzana mordida fueron recibidos con cierto escepticismo, en especial el iPod Touch que se venderá con el mismo precio que el iPhone 5, pero con menos prestaciones e incorpora una correa, o el nuevo iPod Nano cuyo diseño recordó a dispositivos de Nokia y Sony.

Temas relacionados