Blackberry no descarta su venta

El fabricante canadiense de smartphones estudia nuevas estrategias para aumentar su valor.

Blackberry Storm
Blackberry StormEFE

BlackBerry, el fabricante canadiense de teléfonos inteligentes, anunció que va a "explorar" una serie de "alternativas estratégicas" para la compañía, entre las que figura una posible venta de la empresa.

La compañía indicó en un comunicado que ha creado un comité especial buscará opciones para realzar su valor y acelerar la expansión de BlackBerry 10 (BB10), su último sistema operativo y del que depende su futuro.

"Dadas la importancia y la fuerza de nuestra tecnología, la evolución del sector y el panorama de la competencia, creemos que ahora es el momento adecuado para explorar alternativas estratégicas", señaló en la nota el presidente y consejero delegado de la firma, Thorstein Heins.

Entre otras posibles alternativas, BlackBerry dijo que estudiará empresas conjuntas, asociaciones o alianzas estratégicas e incluso una venta de la compañía.

El anuncio que llega después de que el viernes se informó de que BlackBerry estaba estudiando abandonar la bolsa a través de una operación de compra de sus acciones.

Aún así, la firma indicó que no hay garantías de que este proceso conduzca a alguna transacción.

Por su parte Prem Watsa, presidente y ejecutivo principal de Fairfax Financial, el mayor accionista de BlackBerry, señaló que renunciará a su cargo para evitar posibles conflictos de interés durante ese proceso.

En el primer trimestre de su año fiscal, que terminó el 1 de junio pasado, BlackBerry perdió 84 millones de dólares estadounidenses a pesar de aumentar sus ingresos un 9 % hasta los 3.100 millones de dólares.

La compañía, que en los últimos meses ha lanzado su nuevo sistema operativo BB10 y una nueva generación de teléfonos en los que ha depositado toda su confianza para enfrentarse a los terminales iPhone y Android, informó entonces de que sus ingresos aumentaron en todas las regiones excepto en Latinoamérica.

La firma lanzó el pasado 30 de enero el BB10, tras cerca de un año de retrasos, junto con dos nuevos terminales, el Z10 y el Q10, en un intento de revivir su fortuna después de que los otros dos sistemas operativos hayan reducido su cuota de mercado a niveles mínimos.

Las acciones de BlackBerry, que subieron un 15,38 % el viernes tras la publicación de las primeras informaciones, ganaban otro 9,12 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de las operaciones en Wall Street.