Claro no fue acusada en EE.UU., pero sí el gobierno colombiano

Avantel, Tigo, Directv, Une y ETB presentaron una queja porque Colombia no ha implementado medidas para controlar la posición dominante de Claro en el país.

 El Espectador rectifica el titular presentado el día jueves en Elespectador.com en el que señalaba que las empresas competidoras había interpuesto una queja en Estados Unidos contra la compañía de telefonía celular Claro. Cabe aclarar que el trámite -que se efectúa en el marco de los acuerdos del Tratado de LIbre Comercio (TLC)- tiene como contraparte al gobierno colombiano y no a la compañía de telefonía celular y ahora de servicios de televisión y telefonía móvil.

El martes en la tarde, cinco competidores elevaron una queja formal ante la Oficina de Representación Comercial del Gobierno de Estados Unidos (USTR, en inglés) debido la escasa actuación por parte de Colombia en la regulación del sector de telecomunicaciones.

La queja fue elevada por Avantel, Tigo, Directv, Une y ETB, quienes consideran que las medidas regulatorias adoptadas hasta el momento en el país no han atajado debidamente la posición de dominancia que Claro ejerce en el sector (posee más de 61% del mercado de telefonía móvil y es líder en televisión paga).