Cuando a la justicia no le hacen gracia los memes

Un meme, basado en la imagen del presidente ruso, Vladimir Putin, fue añadido a una lista de materiales extremistas.

Reddit

Para ciertas cosas, las autoridades rusas parecieran no tenerle paciencia a internet. Recientemente, el Ministerio de Justicia de este país añadió un meme que se basa en una foto del presidente ruso, Vladimir Putin, a una lista de materiales extremistas, según reportó el diario The Washington Post.

El meme ha sido utilizado, principalmente, en marchas y protestas por las regulaciones rusas contra la comunidad LGBTI y su base es una fotografía tomada por Platon, un célebre retratista de grandes personalidades.

La imagen original fue portada de la revista Time cuando ésta lo nombró Personaje del Año en 2007. En su momento, el fotógrafo aseguró que la imagen se transformó en “una postal que muestra todo lo que está mal con el poder y la autoridad en Rusia”.

El fotógrafo parece estar en lo cierto: una imagen realizada para demostrar el alcance del poder del presidente ruso termina convirtiéndose en el caballito de batalla de quienes pelean contra ese mismo poder. Todo es posible en internet.

Lo cierto es que no es la primera vez que las autoridades rusas la emprende contra los memes, que no son otra cosa que una forma más de expresión, particularmente adecuada para la dinámica de la red: permite comunicar una multitud de mensajes y su transformación no requiere mayores conocimientos técnicos, lo que privilegia su velocidad de transmisión.

En 2015, Valeriy Syutkin, un cantante romántico ruso logró que un juez ordenara el bloqueo de un meme con su imagen. El fundamento legal de esta prohibición tiene que ver con una normativa del órgano regulador de las comunicaciones en este país según la cual no se puede utilizar imágenes de celebridades cuando no tengan nada que ver con el retratado.

En pocas palabras, diseñar y publicar memes es como jugar ruleta rusa con la justicia, casi en una forma literal.

A pesar del debate que ha despertado la prohibición del meme de Putin, el presidente ruso parece ni siquiera molestarse o darle importancia a estas imágenes, de acuerdo con un portavoz del gobierno ruso, citado por CNN.

Y, sin embargo, el meme fue incluido en el registro de material extremista, en la que comparte lugar con cosas bien diferentes, como propaganda nazi o contenido antisemita.

Lo curioso es que otros memes del presidente ruso siguen vivitos y coleando. La lista acá es larga e incluye imágenes en las que se ve a Putin sin camisa, con pantalones de campaña y botas militares, montado en una ballena, un tiranosaurio, el león de Narnia, un ave, una jirafa, una galleta, huyendo de un stormtrooper encima de un pájaro, cabalgando un oso (esta última quizá sea una imagen real, por cierto).