El juego "gratis" que regalará cada mes la Nintendo Switch en realidad sólo será prestado

A diferencia de las plataformas de Microsoft y Sony, el título de la compañía japonesa estará disponible únicamente por un tiempo limitado.

Bloomberg

Nintendo tiene la mala práctica de sabotear las funcionalidades en línea de sus consolas. La Wii y la Wii U fueron notables por lo difícil que era jugar en línea (aunque la segunda lo hizo un poco mejor, pero nadie la compró), y las ofertas de lo que podía hacerse con las consolas palidecían al lado del Xbox Live (XBL) de Microsoft y la PlayStation Network (PSN) de Sony.

En últimas, Nintendo nunca ha considerado una prioridad el juego online, algo que es una lástima dado que muchos de sus juegos tienen un potencial enorme de ser jugados con personas de todo el mundo.

Con el lanzamiento de la Switch, sin embargo, Nintendo quiere corregir los errores del pasado. La compañía admitió su ignorancia en el tema y por eso le encargó a DeNA, una empresa gigante de juegos móviles en línea, el desarrollo de la red en línea de la nueva consola. Hasta ahí, todo bien, muy esperanzador.

Pero una de las características del sistema de suscripción de Nintendo es ridícula. Tanto XBL como PSN ofrecen una membresía que, además de jugar en línea con otras personas, da acceso a ofertas y, más interesante aún, a descargar ciertos juegos gratuitos que cambian cada mes. Aquí viene lo importante: cuando alguien descarga esos títulos, los puede jugar en cualquier momento siempre y cuando tenga vigente la suscripción. Nintendo, sin embargo, tiene otra idea.

Cuando alguien descargue el juego gratuito mensual, sólo podrá jugarlo durante ese mes. Es decir, no lo están regalando, sino prestando. Si ustedes quieren seguirlo usando después de que pase el tiempo, van a tener que comprarlo. ¿Qué lógica hay detrás de eso?

Claro, esto viene de una tradición en la cual Nintendo no reconoce que lo que sus jugadores compren en su tienda digital es de ellos para siempre. Todas las consolas pasadas han tenido problemas con las compras en línea. Por ejemplo, si compró un juego del catálogo de clásicos de Nintendo en el Wii, y quería jugarlo en el Wii U, tenía que comprarlo de nuevo.

La Switch era la oportunidad de cambiar esas prácticas que en últimas afectan es a los jugadores, pero a la compañía japonesa todavía le falta sacudirse sus mañas en línea. Ojalá eso no afecte las ventas de la consola.

Temas relacionados