El país de las llamadas caídas

Según la Comisión de Regulación de Comunicaciones, los operadores que más sufren este fenómeno son Movistar y Avantel.

Las estadísticas oficiales dicen que en el país, a diciembre de 2011, se habían desplegado 46,2 millones de líneas móviles. Cifra que revela un auténtico milagro en el área de las telecomunicaciones, producto de las millonarias inversiones en infraestructura ejecutados por cuatro operadores móviles: Avantel, Comcel, Telefónica y Tigo. Pero el ritmo ascendente que ha vivido el sector en los últimos años le está pasando factura a la calidad de las comunicaciones.

La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) expidió este martes sus estadísticas de calidad de las redes, según las cuales el 1,4% de las llamadas realizadas por los colombianos o se caen o no logran conectarse con el teléfono de destino o se interrumpen en medio de la comunicación. Al desagregarlo por compañías, las que más sufren este fenómeno son Avantel, con 1,42%, y Movistar (1,4%).

Según las cifras, las llamadas defectuosas afectan particularmente a 11 departamentos, donde 3 de cada 100 se caen. La situación más crítica se vive en Sucre y Vaupés, donde el indicador se eleva al 7%. El análisis oficial también revela que Comcel presenta la peor calidad de llamadas en los departamentos de Vichada y Vaupés, mientras Movistar y Tigo se llevan el infame título en el Guviare.

Al contrario, donde se percibe el mejor servicio es en las principales ciudades del país, especialmente en Medellín y Bogotá, donde, a febrero pasado, los cuatro operadores presentaron porcentajes menores al 1,10% de llamadas defectuosas.

“Para el segundo semestre de 2012, la CRC pondrá a disposición del público una herramienta de consulta a través de mapas interactivos, donde se podrá ubicar la zona geográfica donde esté el usuario”, anunció la entidad por medio de un comunicado.