Estafas rondan internet

Por medio de su correo electrónico, periodista colombiana fue suplantada para engañar a sus contactos y pedir altas sumas de dinero.

Delincuentes hackean correos electrónicos para pedir altas sumas de dinero. /  123 rf
Delincuentes hackean correos electrónicos para pedir altas sumas de dinero. / 123 rf

Las llamadas reiteradas de amigos, conocidos y familiares preocupados por su paradero hicieron que Adriana Hurtado, presidenta de la Federación Colombiana de Periodistas, descubriera que su cuenta personal de correo electrónico había sido hackeada.

Por medio de un correo enviado el pasado martes a todos los contactos desde su cuenta Gmail, la supuesta “Adriana Hurtado” solicitaba una ayuda económica de casi 3 millones de pesos.

Contaba que estaba de viaje por Dublín (Irlanda), donde le habían robado el bolso que contenía su pasaporte y tarjetas de crédito. Uno de los colegas respondió el mensaje, a lo que el estafador pedía que enviara el dinero a la dirección de Western Union 224 Parnell Street Dublin 1, que sería para pagar las cuentas del hotel y el tiquete de regreso a Colombia.

Lo más preocupante para la verdadera Adriana Hurtado es que efectivamente viajará a Dublín (Irlanda) en las próximas semanas, a un congreso, y no se explica cómo la persona que hackeó su cuenta tenía esa información. Además, cómo pretendía cobrar el dinero.

Pero esta modalidad de estafa no es nueva. Hace seis meses, el correo electrónico de Adriana Petro, la hermana del alcalde mayor de Bogotá , fue hackeado. Desde su cuenta Gmail fue enviado un correo a sus contactos diciendo que había sido asaltada en su viaje a Abidjan (África) y necesitaba dinero. El mensaje estaba firmado por “Petro Adriana”.

Lo que facilita este tipo de estafa es que el envío de dinero por medio de Western Union es muy sencillo de realizar. El remitente no necesita la cédula del destinatario para hacerlo y basta con el nombre completo, el país y la ciudad de destino. Andrés Serrato, empleado de Giros y Finanzas, agente de Western Union en Colombia, asegura que para cobrar un giro, el beneficiario debe presentar un documento con fotografía y en el caso de encontrarse en otro país y no ser residente, debe presentar el pasaporte con entrada vigente.

Serrato explica que en el caso de ser víctima de este tipo de estafa se debe radicar en Giros y Finanzas una carta para que se investigue la suplantación, anexando copia de la denuncia en la Fiscalía.

Según el empleado, las denuncias por estafas en Western Union son comunes, generalmente porque a las personas no les llegan los productos que compran. Sin embargo, la empresa no se hace responsable por las pérdidas.

Está situación pone en evidencia que la era digital trajo consigo, además de avances tecnológicos, espacios para la delincuencia, y obligó al país a modificar las leyes. Por los riesgos en la red, Colombia creó en 2009 la primera ley que tipificó los delitos cometidos en el mundo digital. La Unidad de Delitos Informáticos de la Policía Nacional se encarga de investigar estos casos.

Según el teniente Ronald Trujillo, “son muchas las denuncias de delitos informáticos que se reciben a diario, y a medida que dependemos más de las tecnología, aumentan los delitos y las denuncias”.

Respecto al caso de Adriana Hurtado, el capitán Luis Fernando Atuesta, del Centro Cibernético Policial, asegura que “constituye delito por el acceso abusivo a un sistema informático y se castiga con 4 años de cárcel”. El capitán agrega que “a medida que la tecnología es más barata, más personas tienen acceso a internet y hay más oferta para los delincuentes informativos”.

A este tipo de estafa se suman los mensajes de texto que anuncian premios que pueden recibirse consignando una suma de dinero y las subastas en línea, que venden productos que nunca llegan a sus compradores o llegan con mala calidad.

Otro de los casos más comunes de fraude es el conocido como la “estafa nigeriana”. Consiste en que la víctima recibe un correo donde se le dice que es beneficiaria de una herencia y se le indica que debe pagar una suma de dinero por adelantado para acceder a la fortuna.

El capitán Atuesta asegura que “ya hay bandas especializadas con delincuentes informáticos preparados técnicamente para elaborar virus y robar información por internet. El hurto informático y el acceso abusivo a sistemas informáticos son los delitos más comunes”.

Temas relacionados