Gigantes tecnológicos registran números rojos

Beneficio neto de Dell cae un 26% y Hewlett-Packard pierde 5.796 millones de dólares.

Este miércoles ha sido un día para olvidar para dos multinacionales estadounidenses de la informática. El grupo informático Dell obtuvo un beneficio neto de 1.367 millones de dólares en el primer semestre de su año fiscal 2013 (febrero-julio), un 26 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Mientras que el grupo informático Hewlett-Packard (HP) perdió 5.796 millones de dólares en los primeros nueve meses de su año fiscal (noviembre-julio).

De acuerdo con Dell estos resultados obedecen al crecimiento "desafiante" en el sector de ordenadores personales y a la actual situación económica. Para HP, las cifras negativas tienen que ver con el mal desempeño de su división de servicios tecnológicos EDS.

La compañía con sede en Round Rock (Texas) registró en los primeros seis meses de su ejercicio fiscal una ganancia neta por acción de 77 centavos, frente a los 97 centavos que obtuvo en el mismo periodo del año anterior, cuando se anotó unos beneficios de 1.835 millones de dólares. Asimismo su facturación durante su primer semestre fiscal se situó en 28.905 millones de dólares, el 6 % menos que los 30.675 millones logrados en la primera mitad del año fiscal precedente.

Entre mayo y julio de 2012, Dell ingresó 14.483 millones de dólares, el 8 % menos que los 15.658 millones de dólares que facturó en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

"Estamos transformando nuestro negocio, no para un trimestre o ejercicio fiscal, sino para lograr un valor diferenciado para nuestros clientes al largo plazo", dijo en el mismo comunicado el presidente y consejero delegado de la firma, Michael Dell.

Los títulos de la empresa fabricante de computadores y servidores acumulan en lo corrido del año un retroceso del 15,65 % en bolsa y han perdido el 11,86 % en los últimos doce meses.

Pero si para Dell llueve para Hewlett-Packard no escampa. El mayor fabricante de ordenadores personales del mundo obtuvo una pérdida neta por acción de 2,93 dólares, frente a los 3,21 dólares que ganó en el mismo periodo del ejercicio precedente, cuando su beneficio fue de 6.385 millones de dólares.

Sus ingresos alcanzaron los 90.398 millones de dólares en los nueve primeros meses , lo que supone un retroceso del 4,96 % respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando facturó 95.123 millones de dólares.

La facturación de la compañía de Palo Alto (California) también registró un cifras negativas. Entre mayo y julio ascendió a 29.669 millones de dólares, el 4,87 % menos que en los mismos tres meses de 2011, cuando los ingresos fueron de 31.189 millones de dólares.

"HP está todavía en las primeras etapas de una transformación que nos llevará años, pero estamos haciendo progresos decentes a pesar de los vientos en contra", afirmó la presidenta y consejera delegada del grupo informático, Meg Whitman.

Al presentar las cuentas trimestrales, la máxima responsable de HP dijo que en los últimos tres meses han dado pasos importantes para centrar los esfuerzos en sus "prioridades estratégicas", que van desde manejar los costes a mejorar el balance.

El grupo informático atribuyó las fuertes pérdidas trimestrales al mal desempeño de su división de servicios tecnológicos Electronic Data Systems (EDS), que adquirió en 2008 por unos 13.900 millones de dólares.

Los resultados batieron las previsiones de los analistas y las acciones de HP, que habían cerrado con un descenso del 3,66 % en la bolsa de Nueva York, avanzaban el 0,52 % en las operaciones electrónicas posteriores a la clausura de los mercados.

De esta forma, los títulos del grupo informático californiano acumulan desde el pasado 1 de enero un fuerte descenso del 25,47 %, mientras que en los últimos doce meses la caída de sus acciones es del 21,47 %.