Los edificios en Japón se están encogiendo