Representante de U2 acusó a Google de "hacer dinero" con piratería

Paul McGuiness afirmó que el navegador redirige al público hacia páginas que tienen contenidos ilegales.

El representante de U2 y PJ Harvey, Paul McGuinness, dijo que "existe la sensación de que Google no hace todo lo que puede" contra la piratería y fue más allá al acusar a los responsables del buscador de internet de "hacer dinero" gracias a sus enlaces hacia contenidos ilegales.

"Google le ha dado mucho a la civilización en términos de conocimiento, son ingeniosos, pero están haciendo dinero redirigiendo al público hacia páginas que contienen piratería", dijo el portavoz de la banda irlandesa durante su participación en una charla del Mercado Internacional del Disco y la Edición Digital (MIDEM) en Cannes (Francia).

Ha sido en el mismo foro donde hace un año exacto el propio McGuinness acusó a Google de no hacer nada para desincentivar ese tipo de resultados en sus búsquedas.

"Me gustaría ver algo de acción por su parte", añadió.

Entonces desconfió también de la intervención de los políticos, temerosos de aplicar medidas por el riesgo a resultar "impopulares", aunque se sentó junto al comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, para discutir sobre el diálogo emprendido por Bruselas en el ámbito de los derechos de autor.

"Celebro mucho esta iniciativa", dijo McGuiness, que ha insistido en que, pese al crecimiento de los servicios legales de suscripción musical como Spotify o Deezer, éstos no representan de momento más que un medio "puramente promocional" incluso para una gran banda como U2 y que "Google sigue siendo el gran distribuidor".

Barnier, por su parte, apostó por estudiar la forma de garantizar el acceso de todos los europeos por igual a servicios y contenidos digitales legales, independientemente del territorio, coordinando las distintas leyes reguladoras sobre patentes y derechos de autor.

Sobre la industria musical, Mark Hoppus, vocalista y bajista de la banda norteamericana de punk Blink-182, declaró que en el actual panorama digital los discos ya no dan dinero y que el negocio de la música se limita ya "a tocar conciertos y vender camisetas".