Publicidad
Tecnología 11 Jul 2013 - 9:45 am

Mercado de móviles

Se encogen las ganancias de fábricas de celulares

La atención de los usuarios se centra ahora en las aplicaciones móviles.

Por: David Mayorga
  • 34Compartido
    http://www.elespectador.com/tecnologia/se-encogen-ganancias-de-fabricas-de-celulares-articulo-432920
    http://tinyurl.com/jvzlstu
  • 0
insertar
En mercados como el europeo, las ventas de los teléfonos móviles registraron los crecimientos más bajos de los últimos nueve años.

Los últimos seis meses han sido especialmente preocupantes para los fabricantes de teléfonos móviles: a diferencia de los años previos, en este 2013 sus ventas se encogen. Una muestra de ello son las proyecciones de ventas de la surcoreana Samsung, compañía líder de la industria, que la semana pasada, al publicar las cifras de su ejercicio, registró US$8.300 millones de ingresos corporativos. Una cifra impresionante que, sin embargo, decepcionó a los analistas: apostaban por US$8.700 millones. Lo mismo ocurre con las ventas, donde el estimado de US$49.800 millones volvió a decepcionar frente a los US$51.200 millones que el mercado esperaba.

Y ni hablar de otras compañías. La canadiense Blackberry, que en enero llamó la atención con su nuevo sistema operativo, confirmó en su reporte a los mercados el despacho de 2,7 millones de unidades a un mercado que hacía cuentas de 3 millones de unidades. Por su parte, la taiwanesa HTC, que fabrica dispositivos soportados tanto con sistemas operativos Android como Windows Phone, reveló que su que sus ingresos netos en el segundo trimestre ascendieron a US$42 millones, una auténtica decepción entre los expertos que esperaban un resultado superior a los US$70 millones.

Como era de esperarse, los resultados negativos no tardaron en colarse al mercado accionario, comportamiento que ha ido en línea con las pobres perspectivas de los últimos seis meses. Es por eso que el título de Samsung ha caído 17% en lo corrido del año en la bolsa de Seúl; por su parte, Blackberry vio cómo su valor cayó 30% horas después de publicar sus resultados. El comportamiento ha sido igual para pesos pesados de la industria como Apple, creador del iPhone, que ha visto cómo su precio en el mercado tecnológico Nasdaq pasó de los US$700 en octubre de 2012 a los actuales US$415.

A la hora de dar su veredicto a nivel global, los analistas coincidieron que esto va mucho más lejos de una simple coyuntura. “Los jugadores necesitan mucho más que una pantalla grande y un precio pequeño. Esto ayuda, pero la esencia del problema es que la estructura del mercado está cambiando”, le dijo Bill Whyman, director de la firma ISI Group, a la revista Forbes. Se trata de un fenómeno que se aprecia mejor en los mercados maduros que en los que están en vía de desarrollo. Según la consultora IDC, la tasa de crecimiento trimestral de Europa fue de 12%, la más baja de los últimos nueve años.

En parte, se debe a la gran competencia en los segmentos altos, la joya de la corona, donde la sobreoferta ha obligado a los consumidores a realizar compras informadas, a no actuar bajo el impulso sino a consultar muy bien las características entre teléfonos. Y, a diferencia de lo que ocurría un par de años atrás, las decisiones de adquisición tienen como base las necesidades personales.

Al mismo tiempo se está produciendo un cambio al interior de la industria. “No solo hay un grupo muy grande de aplicaciones móviles como Angry Birds, Vine e Instagram que han llamado la atención de los usuarios por encima de los teléfonos, sino que se han convertido en un gran atractivo para los inversionistas. Cuando el software se convierte en un factor mucho más importante dentro de un producto tecnológico, el hardware se va quedando en un segundo plano en los años subsiguientes”, consignó Robert Hof en Forbes.

Pero algunos analistas se resisten a creer que esta caída signifique una caída sustancial en el protagonismo de los teléfonos móviles. Como Jonny Evans, columnista de Computerwolrd.com, quien señala que la caída en el interés de los consumidores se debe, más bien, a la espera por el próximo gran modelo de Apple, que algunos osan llamar el Mini iPhone: “Su predecesor, el iPhone 5, se convirtió en el dispositivo más vendido del trimestre en que llegó a las tiendas. Esto generó grandes ganancias tanto para Apple como para sus aliados en la cadena de producción. Pero la gente no se fija en el dinero que puedan realizar las grandes corporaciones: solo quieren nuevos productos que cumplan sus expectativas”.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio