Tribunal confirma culpabilidad de Google en caso "Street View"

La compañía multinacional se habría sobrepasado al interceptar información privada de sus usuarios.

El tribunal federal de apelaciones de San Francisco confirmó que Google se propasó al interceptar información privada de usuarios a través de sus vehículos equipados con cámaras encargados de tomar las imágenes del modo "Street View" de sus conocidos mapas.

En su veredicto, la corte presidida por el magistrado James Ware, dio por buena una decisión judicial anterior que dictaminó que la captura no intencionada de datos personales cometida por Google atentaba contra la Ley de Escuchas de EE.UU.

Google capturó a través de sus sistemas, desde direcciones a números de teléfono, contraseñas, mensajes y correos electrónicos de usuarios que estaban conectados a una red Wifi abierta cuando sus automóviles pasaban por delante retratando el entorno.

La tecnología de Google usa bases de datos de redes Wifi y su posición para afinar la localización de un dispositivo.

La polémica sobre el "espionaje" callejero de Google comenzó en 2010 cuando autoridades europeas empezaron a preguntar a la empresa de internet qué tipo de información obtenía a través de sus coches "Street View".

Google descubrió que había recogido datos privados y corrigió el error, pero fue demandando.

En su defensa, la compañía californiana alegó que la señal de redes Wifi sin contraseñas eran como emisiones radiofónicas libres para que cualquiera las escuche, algo que los tribunales no han entendido así.

Google dijo estar valorando ahora los pasos a seguir, o bien continuar por la vía judicial o llegar a un acuerdo con los demandantes.