A Twitter le está quedado grande lidiar con el odio

La Unión Europea revela que mientras Facebook y Youtube borraron el 66% de los contenidos racistas, violentos y xenófobos, Twitter solo pudo eliminar el 38%.

En mayo de 2016, cuando la Unión Europea y las empresas del sector de tecnología anunciaron la creación de un código de conducta para prevenir la incitación al odio en internet, el mundo estaba en crisis.

El atentado en Ankara (Turquía), que dejó 32 muertos y 60 heridos, y las dos explosiones en el aeropuerto y en el terminal de Bruselas (Bélgica), que cobraron la vida de 35 personas y afectaron a más de 500, tenían paralizada a Europa.
 
En la firma del convenio entre Facebook, Youtube, Twitter, Microsoft y la Unión Europea, Vĕra Jourová, comisaria de Justicia e Igualdad de Género de la UE, reconoció que las acciones del Estado Islámico recordaban la importancia de eliminar los mensajes de odio en la web.

“Por desgracia, las redes sociales son uno de los instrumentos que los grupos terroristas utilizan para radicalizar a la gente joven y los racistas para difundir la violencia y el odio. Este acuerdo constituye un importante paso para garantizar que Internet siga siendo un lugar de expresión libre y democrática en el que las normas y los valores europeos se respeten”, sostuvo. 
 
Hoy, un año después de la firma del código de conducta, los resultados son agridulces. El compromiso de examinar la mayor cantidad de manifestaciones de odio en menos de 24 horas y de retirar o deshabilitar el acceso a tales contenidos no se ha cumplido a cabalidad. 
 
De acuerdo con un estudio realizado durante las últimas siete semanas por 34 ONGs en 24 países de la Unión Europea, Facebook y Youtube lograron eliminar el 66% de los contenidos racistas, violentos y xenófobos, mientras que Twitter solo pudo borrar el 38%. 
 
A pesar de que Twitter es la red social con los peores resultados, el estudio devela una mejora significativa con respecto al comportamiento de diciembre, cuando sólo logró eliminar el 19% de los mensajes de odio. 
   
A la hora de revisar el contenido, Twitter también fue más lento que sus rivales.  El estudio confirmó que Facebook revisó el 58% de los mensajes de odio reportados durante 24 horas, YouTube lo hizo con el 43% de los casos, y Twitter con el 39%, incumpliendo con el estándar mínimo de 50%, establecido en el acuerdo. 

"Mientras que Facebook está cumpliendo cumpliendo en gran medida los compromisos de chequeo y retirada rápida, las otras redes sociales necesitan mejorar sus tarifas de eliminación y actuar mucho más rápido", aseguró  Vera Jourova. 
 
Por su parte, Karen White, jefa de política pública de Twitter para Europa, dijo que la compañía había introducido nuevas herramientas y políticas para combatir el problema. “Se ha hecho más fácil que el usuario reporte los mensajes inapropiados, y se tomaron medidas para evitar que los amonestados puedan crear nuevas cuentas”.
 
A este fenómeno, se le suma la sanción de 110 millones de euros que la Comisión Europea le impuso a Facebook por suministrar información engañosa sobre la compra de Whatsapp, la estrategia legislativa de algunos delegados de la Unión Europea para que Youtube combata activamente el discurso de odio y racismo y bloquee videos y el debate de los límites de la libertad de expresión.