El legado de Land Rover

La marca automotriz que cumplió recientemente 65 años sigue liderando el mercado premium. El 75% de los carros fabricados desde entonces siguen en circulación.

El Land Rover Defender es reconocido en el mundo por su capacidad para recorrer terrenos con alto grado de dificultad . / 123rf

Durante décadas Land Rover ha sido sinónimo de prestigio y exclusividad. Pero su historia va más allá del lujo y se remonta aquella época de posguerra en la que era una necesidad contar con vehículos resistentes a las condiciones del campo.  Así, los hermanos Maurice y Spencer Wilks, que trabajaban para la compañía automovilística británica Rover, se encargaron de crear un automóvil capaz de mezclar la sencillez de un utilitario y la robustez de una herramienta de trabajo.

El chasis de un Jeep Willis y grandes paneles de aluminio sirvieron para construir el primer Land Rover que fue presentado en el salón de Ámsterdam en 1948 y solo un año después empezó a ganar reconocimiento en el mercado. De tractor ligero e instrumento para el desarrollo agrícola pasó a convertirse en el auto perfecto para expediciones y servicios de emergencia hasta lograr consolidarse como la primera línea en vehículos con tracción a las cuatro ruedas, ideales para sortear los caminos más exigentes.

La evolución de la marca llevó a la creación del Range Rover, un carro familiar que ha venido transformándose sin renunciar a las propiedades de las camionetas 4x4. Hoy la marca, bajo la denominación Jaguar Land Rover, ofrece vehículos de lujo que sorprende a los amantes del mundo automotriz por la elegancia, confort, diseño y exclusividad en cada una de sus piezas.

En el segmento Premium, ha logrado llegar a más de 177 países y está presente en Colombia con modelos como Discovery 4, Freelander 2, Defender y Range Rover en sus variedades Sport y Evoque. Sobre esta última, Carlos Szeles, gerente de marca de la compañía para América Latina aseguró que desde 2011 en el país se han vendido más de 300 unidades, cada una con el estilo que se acomoda a las preferencias de los clientes.  “No es extraño que el Evoque sea el único vehículo de alta gama que circula en Colombia con el sello personal de su dueño, lo cual se percibe en la más amplia selección y combinación de colores, accesorios y acabados interiores, atributos nunca antes vistos en el país”, afirmó.

El ejecutivo también reveló que uno de los grandes hitos de la marca es que cerca del 75% de sus carros, desde que fueron creados, se encuentran en circulación, lo cual es garantía de la calidad y el respaldo de la compañía automotriz. “Es un verdadero orgullo ver cómo  Land Rover, cuya historia comenzó hace 65 años en Inglaterra  mantiene intacto el privilegio de ser una verdadera joya de la corona, al alcance de aquellos que buscan un vehículo moderno, único y para toda la vida”.