Regresa la Serie 8 de BMW

El reciente concepto de BMW crea una mezcla ideal entre deportividad y elegancia. Su lanzamiento se anticipa para 2018 y podría llegar a Colombia con un precio de aproximadamente $800 millones.

El recién lanzado concepto de BMW crea una mezcla ideal entre deportividad y elegancia. / Cortesía BMW

El futuro de la marca alemana BMW se develó en el marco de la más reciente edición del Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Se trata del regreso de la Serie 8, un automóvil cuyo código genético combina la elegancia con la velocidad.

Este concepto es la visión del fabricante germano de una máquina de conducción pura de alta gama. Según Adrián Van Hooydonk, vicepresidente sénior de BMW Group Design, “la Serie 8 mezcla la dinámica y el lujo como ningún otro carro en su clase. Es pura fascinación automovilística”.

Se anticipa que la segunda generación de este poderoso vehículo se lanzará de manera oficial el próximo año. Harald Krüger, presidente de la junta directiva de BMW AG, afirma que la reintroducción de la Serie 8 hace parte de una estrategia de expansión en la oferta de autos de lujo de la marca. Con este modelo estarían apostando por reconstituirse como líderes en el mercado de automóviles lujosos y regresando a un segmento de la industria del que se habían retirado cuando finalizó la producción de la primera generación de la Serie 8 en 1999 y donde estaría compitiendo con los modelos más deportivos y exclusivos de las otras dos grandes marcas alemanas: el Audi A8 y la Clase S de Mercedes-Benz.

Estos exuberantes automóviles que componen un nicho de vehículos que son a la vez lujosos y deportivos combinan la exclusividad y la elegancia con la adrenalina y la velocidad. Son el resultado de los esfuerzos de creatividad e innovación de los fabricantes y por eso se puede afirmar que son obras maestras de ingeniería y diseño, sinfonías de gusto y mecánica. La Serie 8 no es la excepción.

Es un carro que muestra que la deportividad dinámica y la elegancia pueden convivir de manera armónica en un mismo cuerpo. Esto se ve en el deslumbrante diseño de su línea, a la vez agresiva, elegante y deportiva.

Los planes de BMW indican que el corazón de la segunda generación de la Serie 8 sería un motor biturbo de 4,4 litros, que produciría aproximadamente 600 caballos de potencia.

Se ofrecerían tres carrocerías diferentes: una coupé (de dos puertas), otra cabrio (convertible) y una gran coupé (de cuatro puertas). Todas estarían equipadas con rines de 21 pulgadas.

Adicionalmente, el fabricante alemán ha anunciado que ya está desarrollando una variante para competición del modelo que ha sido bautizada M8 GTE y cuyo debut en pista se daría en la edición 2019 de las míticas 24 Horas de Daytona.

Juan Carlos Díaz, product genius de BMW Colombia, ha expresado que se espera que la nueva Serie 8 llegue al país una vez se haga su lanzamiento mundial.

Afirma que “será un carro para personas con un carácter muy deportivo y con un poder adquisitivo muy alto”. Se anticipa que este lujoso vehículo tendría un precio por el orden de los $800 millones.

Tras dos décadas de ausencia, el regreso de la Serie 8 es clara evidencia de la intención que tiene BMW por consolidarse como líder indiscutible en el segmento prémium. Una excelente noticia para la industria automotriz, pues se intensificaría la competencia entre las principales marcas alemanas.

Esta emocionante competencia entre fabricantes, que recién trajo al mundo una nueva generación —espectacular— de la Serie 8 de BMW, traerá con el tiempo nuevas creaciones que, propulsadas por la innovación, llevarán los límites del diseño, la ingeniería y la mecánica a terrenos hoy desconocidos.