Ahorro en el mantenimiento de la moto

Seis tips para el cuidado de su motocicleta

No hay que ser un experto para detectar fallas en su funcionamiento. Con estos sencillos pasos puede ahorrar dinero y evitar que lo deje varado en alguna calle.

Foto de referencia.iStock

Son más de 279 mil colombianos los que han decidido usar la moto como medio de transporte, trabajo o de entretenimiento, en 2017. Los amantes de las dos ruedas, además de tener la responsabilidad de saber las reglas de tránsito cuando están circulando por las calles, también deberían preocuparse por cuidarlas mejor.

En comparación con las casi 380 mil motos registradas en el Runt durante el primer semestre del 2016, la reducción ha sido de aproximadamente 101 mil unidades. Mientras que en el 2015 se inscribieron 450.203.

Aunque la proporción de motociclistas ha aumentado en Colombia, solo 1 de cada 7 colombianos se movilizó en moto durante el 2015.

La preocupación por el rápido crecimiento de la cantidad de motos en el país pasa por temas como los reducidos requisitos para manejarlas: basta sacar el pase, contar con el dinero y registrar el Runt para estar circulando por la ciudad.

Esto se traduce en que los motociclistas lideren la cuota de accidentalidad en el país y sean los actores de tránsito, junto con peatones y ciclistas, los más vulnerables. Así pues, antes de cuidar su moto y ahorrarse dinero en ello, cuide su vida cuando vaya a salir a la calle.

Una vez tenga conciencia de las implicaciones de manejar, los exámenes caseros a su moto contribuirán a prolongar su vida útil y las visitas al taller serán solo por revisiones generales periódicas. Esto se traduciría en un ahorro y menores visitas donde el técnico.

“Llevar a cabo estas revisiones es sencillo y los motociclistas pueden encontrar en el manual de usuario todas las indicaciones para llevar a cabo estos procedimientos”, afirma Mauricio Salazar, country manager de Royal Enfield Colombia.

Verificar el estado de la moto no exige un conocimiento especializado, solo voluntad para tenerla al día y seguir paso a paso los siguientes tips. Si la motocicleta requiere algún ajuste, no dude en llevarla a un taller autorizado o su mecánico de confianza.

Compruebe el nivel del aceite:

Ubique la moto en una superficie plana, enciéndala por unos minutos y apáguela. Inspeccione el nivel de aceite por medio del visor (o mirilla) que lo encuentra al lado derecho del motor, una vez que lo observe este debe de estar entre el nivel máximo y el nivel mínimo. También lo puede revisar introduciendo la varilla limpia que está unida al tapón del aceite, una vez se retire, el nivel impregnado debe oscilar entre el máximo y mínimo indicados.

Haga la comprobación semanalmente para evitar daños prematuros a su motor. Su revisión le permite además saber que la moto no tiene ninguna fuga.

Verifique el nivel de líquidos en los frenos

El nivel debe de estar por encima de los estándares mínimos. Si este no lo está, para rellenarlos, retire la cubierta superior y el diafragma del freno para equilibrar su nivelación con el líquido especificado por el fabricante. Cuide que no se le derrame una vez que lo está vertiendo para evitarle daños en la pintura, si es así, limpie con un paño húmedo.

Revisar la presión de las llantas

Para este paso necesita de un barómetro (instrumento medidor de la presión). Para proceder con su revisión la moto debe de estar ‘fría’, haber estado en marcha hasta por 1 Km o estacionado luego de 3 horas. Para medirlo, retire la cubierta que protege la válvula (o gusanillo) y conecte el barómetro a esta. Si está por debajo de lo que indica el fabricante, lleve su moto a una estación de servicio para que cumpla con lo requerido o, si, por el contrario, supera lo recomendado, con el dedo o una llave, haga presión sobre el accionador del centro y expulse el exceso.

Recuerde que una baja presión puede generar grietas que se traduce a un mayor consumo de combustible y una alta presión, la conducción es más rígida y desgasta la banda de rodamiento.

Neumáticos y ruedas

Primero debe de tener en cuenta que se deben de usar las llantas adecuadas y los neumáticos inflados a la presión correcta. La revisión consiste en observar que no hayan desgaste en la banda de rodamiento, grietas o aberturas. Si hay piedras, astillas o cualquier otra partícula, retírelas. Los rines también deben verificarse que no tengan roturas o desgaste.

Limpieza y lubricación

La mejor limpieza es con balde y esponja suave para no dañar el esmalte. Cerciórese de remojar las partes que tengan acumulada suciedad para que salga más fácil. Cuando se seque, engrase y lubrique la cadena (es recomendable cuando esté caliente) con guantes. Cuando la rueda de atrás se mueva, unte la parte interior de la cadena hasta que esté engrasada. Acuérdese que el polvo no es solamente suciedad, también este contribuye al deterioro de su moto.

Luces y bocina

Cada semana verifique que todas las luces (delanteras, traseras, intermitentes, altas y bajas) y el sonido de la bocina funcionen correctamente para su seguridad y la de los otros en la vía. Si no trabajan correctamente compruebe las conexiones y fusibles, si están bien es recomendable que la lleve donde su mecánico para una revisión especializada. 

Temas relacionados