Contenido patrocinado

Argentina, un destino que encanta

Hay un país que está lleno de magia. Es tierra de tango, de vino y glaciares. Es tierra de un atractivo natural único y que es necesario vivir, por lo menos, una vez en la vida.

Latam

La bella Buenos Aires. De tonos europeos, de arquitectura clásica, de avenidas anchas y de obelisco. De Casa Rosada. De Evita Perón. De tango y de Gardel. De fútbol y de arte…. Por esta hermosa ciudad puede empezar su recorrido por Argentina como lo hacen los 115.000 turistas que, desde Colombia, viajan hasta la tierra del vino cada año, de acuerdo con la información que Gustavo Santos, ministro de Turismo de ese país, le entregó a El Espectador. La verdad es que hay más de 100 museos en la gran capital, tiene barrios para perderse en ellos, como San Telmo (algo así como un Soho en Nueva York) o hasta un paseo por el Río de la Plata, el espacio natural por el que se puede cruzar a tierras uruguayas.

Más abajo, al sur, el mágico Bariloche. Ese de callejuelas selectas y paisajes de película. De hoteles enigmáticos. De invierno y de verano. De nieve y esquí. El que parece una estampa de Los Alpes suizos pero que en su montaña tiene nada menos que a la cordillera de Los Andes. Es un lugar para muchos tipos de turistas: para los que disfrutan de la nieve y saben esquiar o para aquellos que no la conocen y quieren ir a aprender. Con una clase de medio día ya es posible sostenerse sobre los palos y no aterrizar de inmediato en el frío hielo. También, en verano, es un destino para los que buscan largas caminatas en la montaña y el avistamiento de los mejores páramos y montañas del sur del continente. En sus hoteles la buena mesa es protagonista y la armonía de su música llena la noche para lo que van en plan romántico.

El Calafate sí que es una experiencia única. Para viajar entre todos los destinos de Argentina hay una aerolínea muy fuerte y con amplia conectividad: Latam, no solo por sus tarifas sino por sus paquetes. Entre la lista de destinos a los que usted debería ir, por lo menos una vez en la vida, está El Calafate. Allí, con la naturaleza de fondo, en tierras donde se ven viajando contra el viento a los cóndores de Los Andes, se pueden hacer recorridos en cuatrimoto, otros en vehículos que parecen de safari africano y cenar en medio de una casona tradicional con el resultado de algunos de los mejores asados argentinos.

 Desde allí se puede viajar hasta la zona donde se toma el barco que lo lleva hasta el glaciar Perito Moreno. Imagine un cúmulo extenso de hielos del tamaño de los edificios más altos de su ciudad. Así se ve, desde el barco, este bello cuadro de la naturaleza que se está derritiendo por cuenta del cambio climático. Y si contrata el plan de caminata, el barco lo llevará hasta la zona más segura, un pequeño puerto desde donde se inicia la caminata sobre la zona permitida del glaciar. Unos amarres con picos serán necesarios para poder hacer el trekking que, al final, cierra con una invitación a beber un buen whisky con hielo local. Hielo de glaciar.

Ya, en Iguazú, con un clima más húmedo, está la otra maravilla natural. Las cataratas. El mismo gobierno de Argentina lo define como cataratas, selva y misión. Avistamiento de aves, escucha de sonidos selváticos y su enigmático resultado, el pez dorado del Paraná aparece para los amantes del agua dulce, una buena navegación por el mismo afluente y hasta encuentros con pueblos guaranís. De ese tamaño puede ser el plan turístico en esta zona argentina.

En Córdoba el olor a uva se hace protagonista. La materia prima del vino hace lo suyo y se lleva toda la atención. Pero no es solo eso, que ya es mucho. En Córdoba se pueden hacer recorridos a caballo, senderismo, tiene una porción fuerte de patrimonio de la humanidad con la manzana jesuítica, que es la historia de la llegada de los jesuitas, porque como dicen muchos de sus pobladores: “Córdoba es una región de fe”.

Y en Mendoza, la maravillosa Mendoza, se puede hacer turismo de aventura, una práctica muy tradicional en el sur del continente con esquí y snowboard. Pero, sin duda, uno de sus mayores atractivos es el vino. Le llaman “la capital mundial del Malbec”. Así que si quiere hacer un buen recorrido por el apasionante mundo de la uva y su proceso, en esta zona de Argentina hay “más de 1.200 bodegas” que “producen el 70% del total de los vinos” de ese país. Entonces… ¿le gustaría hacer este recorrido por la tierra de Gardel? Nosotros sabemos que sí.           

Vuela por Argentina con LATAM AIRLINES y conoce más aquí https://www.latam.com/es_co/vuelos-destinos/internacionales/Argentina/