Publicidad
Buen Viaje VIP 5 Mar 2013 - 9:06 pm

Travesía por Turquía, Dubái y Egipto

En las aguas del Nilo

El Cercano Oriente seduce con lugares exóticos a jóvenes que quieran embarcarse en un viaje que empieza con un paseo entre las nubes y termina en una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Por: Redacción Buen Viaje
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/vivir/buen-viaje-vip/articulo-408508-aguas-del-nilo
    http://tinyurl.com/bcebgzl
  • 0
Un plan imperdible en Capadocia (Turquía) es pasear en globos aerostáticos.

Hace más de dos siglos que los hermanos Montgolfier lanzaron el primer globo aerostático. Joseph-Michel y Jacques-Étienne no se imaginaron que después de cientos de años su invento, probado con una oveja, un pato y un gallo como primeros pasajeros, se convertiría en uno de los atractivos más importantes de Capadocia.

Declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, esta ciudad de Turquía ofrece a sus visitantes un paseo por las nubes, desde donde se ven casas trogloditas y chimeneas de hadas, propias de este lugar en el que no hay más de un millón de habitantes.

Capadocia es una de las 17 escalas que visitan los cruceros de varias agencias turísticas que, además de Florida y Europa, le apuestan a este lugar como destino para grupos juveniles, especialmente de quinceañeras.

Embarcarse en uno de estos cruceros y navegar sobre las aguas del río más grande del mundo, el Nilo, garantiza una experiencia llena de historia, deportes, cultura, diversión y adrenalina. Burj Khalifa, el edificio más alto del planeta, con 828 metros y construido en sólo seis años, es otra de las paradas previstas en el itinerario. Desde allí los turistas podrán capturar fotos panorámicas de Dubái y tener la sensación de ver la tierra desde el cielo.

Y para aquellos que padecen de vértigo, que les temen a las alturas pero aman la adrenalina, Egipto ofrece una aventura en camionetas 4x4 que recorren a gran velocidad las dunas. Después de disfrutar de los deportes y la altura, llega la noche con un espectáculo de la danza del vientre, propia de la región y en la que las mujeres mueven sus caderas al son de la música, vestidas con faldas largas y tops recamados de lentejuelas y canutillos que afloran la sensualidad.

Esta travesía que empezó en el Nilo termina con la visita a la Gran Pirámide, una aventura para no perderse.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio