Pereira, tierra que florece

Ser el cruce obligado entre las principales vías del país le ha otorgado a la capital del departamento de Risaralda privilegios económicos, culturales y de infraestructura. La geografía, el talento humano y el clima han sido sus aliados para crecer.

El sector del turismo en Pereira aporta el 3% del PIB de Risaralda.Cortesía.

La capital de Risaralda no sólo huele a café. Desde hace un par de años, en medio del paisaje cultural cafetero, de­clarado Patrimonio Inmaterial de la Huma­nidad, se han filtrado aires de progreso, de prosperidad, crecimiento e inversión. Pereira se ha convertido en uno de los más apeteci­dos vivideros de Colombia y en un atractivo lugar para cultivar negocios.

Las razones las explica Mauricio Vega, presi­dente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pe­reira: “Contamos con unas características únicas que lo hacen un destino atractivo para colombia­nos y extranjeros. Tenemos 24°C de temperatura durante todo el año, una ubicación estratégica en la mitad del país, el aeropuerto moviliza la mayor cantidad de pasajeros de la región con un 70% de participación y, lo más importante, la calidad de la gente y el talento humano están cada vez más dispuestos para el servicio y mejor preparados”.

Y los números respal­dan su explicación. En el 2016 hubo un crecimien­to en el capital y la canti­dad de sociedades que se constituyeron, las cuales pasaron del 20 al 26 %, la inversión creció 3,2%, la pobreza extrema se ubicó en el 2 %, muy por debajo del promedio nacional; y en los últimos cinco años se han instalado cer­ca de 40 nuevas empresas que han generado alrededor de 10.000 empleos. De acuerdo con el ranquin de competitividad, el departamento está en el quinto lugar, el mismo que ocupa en la medición del Doing Business en Colom­bia, que realiza el Banco Mundial.

Según datos de ProColombia, los sectores que cuentan con mayores oportunidades de in­versión son: agroindustria (alimentos y bebidas, hortofrutícola, cacao, chocolatería y confitería), manufacturas (sistema de moda, metalmecáni­co) y servicios (tercerización de BPO y software). La industria también ha tenido un repunte en los últimos años, por cuenta de la ubicación estratégica de la ciudad y los beneficios que les genera a los empresarios en costos logísticos.

No obstante, la hoja de ruta de Pereira y del depar­tamento en general está en­focada en el sector turístico. “La proyección es convertir­nos en la capital del Eje Ca­fetero”, enfatiza Vega. Una aspiración que avanza, pues actualmente este sector solo en Pereira aporta el 3 % del PIB de Risaralda. El resulta­do ha sido fruto del esfuerzo para brindar una oferta va­riada y satisfacer las necesi­dades de locales y extranje­ros, que va desde congresos y reuniones empresariales, hasta actividades de agrotu­rismo, aventura, bodas y lu­nas de miel.

Por lo pronto, la ciudad seguirá trabajando en la mo­dernización del Aeropuerto Internacional Matecaña, la Terminal de Transportes y el Parque Temático Ukumarí, escenarios que, además de su proyección internacional buscan contribuir a un creci­miento sostenido.

Recomendados

Bioparque Ukumarí

Se encuentra a 14 km de la ciudad. Busca consolidarse como el proyecto turístico más ambicioso del Eje Cafetero y el parque temático de este tipo más grande de América Latina.

Laguna del Otún

Este embalse natural, perteneciente al Parque Nacional Natural Los Nevados, se constituye como el de mayor importancia de la región. Tiene una extensión aproximada de 1,5 km.

Nevado de Santa Isabel

Se llega desde Santa Rosa de Cabal luego de un viaje, hacia el suroriente, de entre cuatro y seis horas por tierra, y después de haber caminado una hora desde la laguna del Otún. La cumbre se puede alcanzar en un solo día.