Publicidad
Buen Viaje VIP 30 Abr 2013 - 12:52 pm

Son 13 municipios en total

Pueblos de Colombia, nuestro Patrimonio

Recorrer los mejor conservados del país, es aprender un poco de la historia y las culturas de Colombia. Aquí se los presentamos.

Por: Elespectador.com
  • 198Compartido
    http://www.elespectador.com/vivir/buen-viaje-vip/pueblos-de-colombia-nuestro-patrimonio-articulo-418003
    http://tinyurl.com/c72gq7p
  • 0
insertar
Iglesia de Nuestra Señora del Rosario en Honda, Tolima / El Espectador

Al visitar cualquiera de los lugares que hacen parte de la Red Turística de Pueblos Patrimonio podrá encontrar con que, aunque separados por grandes distancias y construidos bajos climas disímiles, todos tienen una serie de semejanzas. Las más evidentes, sin duda, son la arquitectura colonial, las calles repletas de piedras, sus plazas, iglesias y monumentos.

Pese a ello, cada uno de estos trece pueblos tiene particularidades culturales que, a través del tiempo, han ido formando una identidad en torno a la historia, al medio ambiente que los rodea y a las tradiciones regionales. Así, por ejemplo, aunque Santa Fe de Antioquia se parezca “físicamente” a Villa de Leyva, es imposible afirmar que existen aproximaciones sociales.

Por eso, porque en cada uno es posible descubrir una parte de esta Colombia tan diversa, con sus hábitos y sus costumbres, vale la pena recorrerlos.

Santa Fe de Antioquia

Las ocho iglesias de Santa Fe de Antioquia tienen, además de su asombroso diseño, una particularidad que no logran todos los templos: cruzarlos es como dar un salto a un pasado lleno de historia. Es justo esa característica, combinada con un caluroso clima que a veces supera los 30°C, la que hace fascinante a este pueblo antioqueño. Su cercanía con Medellín, a tan sólo 79 kilómetros, lo han convertido en el epicentro turístico de la región. Por eso es que hay piscinas en abundancia, hoteles, bares y restaurantes. Además, en ese intento de preservar la memoria, desde hace diez años se realiza en agosto un magnífico festival de cine.

Barichara

Muchos han asegurado que es el pueblo más lindo de Colombia, y tal vez tengan razón. De hecho, contrariar esa idea es casi imposible cuando al pasar por esas calles empedradas uno se percata de que la arquitectura colonial se preserva de forma admirable. Las casas, pintadas de manera similar, con sus balcones y portones intactos, hacen de Barichara, ubicado en el centro de Santander, un pueblo inolvidable. Además, las inmensas montañas y los caudalosos ríos que lo rodean lo han convertido en un atractivo lugar para practicar deportes extremos. Su cálido clima, con una temperatura promedio de 21°C, es, naturalmente, el mejor cómplice.

Salamina

Las flores que cuelgan de los balcones. El blanco que impera en las construcciones, en los múltiples parques por los que alguna vez pasaron carruajes coloniales jalonados por caballos. Esos lugares, con sus plazas, sus altos árboles y sus iglesias, son el mayor atractivo de este pueblo caldense que, como muchos en la región, jamás se desprendieron del café y su cultura.
Pero, sin duda, esos escenarios son mucho más bellos cuando 40.000 faroles alumbran las calles celebrando el paso de la Virgen. Ese instante, llamado La Noche del Fuego, es el inicio de la Navidad. Es un momento que atrae las sonrisas de cientos de turistas.

Ciénaga

Aunque el paso del tiempo no ha tenido clemencia con las casas coloniales ni las calles que atraviesan a Ciénaga, hay construcciones que, más que recordar escenarios de otros tiempos, parecen ser el fiel retrato de los lugares que recreara el realismo mágico. Allí, con el mar Caribe tocando la costa, ese pueblo del Magdalena mantiene un magnífico centro histórico que representa la arquitectura de los siglos XV y XVI. Además, pareciera que las historias que una tradición oral se ha rehusado a perder siguen vigentes en la memoria de sabios viejos sobre los que siempre recae la mirada de atónitos viajeros.

Monguí

Es un pueblo absolutamente tranquilo, rodeado de montañas inmensas, azules, verdes, negras. Es pequeño y, contrario a muchos de los que hacen parte de la red de patrimonio, su aire es frío. Sin embargo, ese gélido ambiente de Monguí , en Boyacá, se compensa con la fascinación que se siente al recorrer sus paisajes y al caminar, de esquina a esquina, por las antiquísimas calles que a lado y lado tienen esas casas blancas y verdes de la Colonia. Pero lo que más admiración causa es la infinidad de balones que allí se producen de forma manual. De varios deportes y de muchos colores, las bolas de cuero cuelgan de los inmensos portones y de amplios balcones.

Mompox

Música, artesanías, bailes, arquitectura, museos, flora, fauna, río, mar. Todas esas expresiones y simbolismos fueron culpables de que Mompox se ganara el título de Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Y no es para menos: en su interior, en sus impecables calles y en sus limpísimas fachadas se perciben siglos de tradiciones que empezaron mucho antes de la Independencia, mucho antes de que este pueblo, ubicado en Bolívar, en un brazo del Magdalena, se convirtiera en uno de los primeros en librarse del yugo de España. Recorrerlo es dar un paseo lleno de cultura y recuerdos.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • La mejor inventora del mundo es colombiana
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio