Uruguay: perlas para descansar

Playas de fina arena blanca, olas enormes para surfear y un mosaico de balnearios hacen parte del encanto de las costas se esta extraordinaria nación suramericana.

Exclusividad y lujo. Dos adjetivos que definen una estrecha franja de tierra que irrumpe dividiendo las aguas del Río de la Plata y del Océano Atlántico. Punta del Este se caracteriza por la imponencia de sus playas y por satisfacer hasta el mínimo capricho de sus visitantes.

La reconocida Playa Mansa, por encontrarse del lado del río de La Plata y estar protegida de los vientos oceánicos, se siente en calma todo el año. Sus olas son ideales para esquiar, bucear, nadar o simplemente para relajarse sobre ellas. En cambio, Playa Brava sorprende a sus visitantes con la furia de sus aguas perfectas para liberar adrenalina mientras se practican deportes extremos como el surf, el bodyboard, el funboarding o el kitesurf.

Uno de los atractivos que más viajeros congrega es la popular escultura de “El Monumento al Ahogado”, que emerge de la arena y ha hecho famosa a esta playa. Mide 40 metros de alto y es una mano perfecta que se abre hacia el cielo y representa la presencia del hombre en la naturaleza. Fue elaborada con varillas de acero que le dieron la forma a los dedos, recubierta con una malla especial y estuco que la protegen de los fuertes vientos.

Aunque Punta del Este es el destino de playa más famoso del Uruguay, no se deben descartar balnearios como los de la ciudad de Piriápolis, ubicada a 97 kilómetros de Montevideo, la capital uruguaya. De norte a sur la primera que se descubre es Playa Solís, rodeada de pequeñas dunas afirmadas por pastos y vegetación costera, una de las más extensas y diversas por limitar al oeste con el arroyo Solís. Durante todo el año los amantes de la pesca tienen aquí un entorno natural y tranquilo por la confluencia del arroyo con el río de la Plata. Abunda la corvina, el pejerrey y la burriqueta.

Playa Bella Vista es similar. Su suelo tiene la particularidad de estar cubierto por fragmentos de rocas sueltas que han sido transportadas a lo largo de los años por corrientes de agua, convirtiéndola en una playa diferente, rodeada de naturaleza y tranquilidad, ideal para un plan familiar.

Continuando hacia el Oeste, más allá del arroyo de Las Flores, está un balneario que lleva su mismo nombre. Este encantador rincón de la costa uruguaya tiene unos increíbles paisajes y extensas playas que contrastan con casonas tradicionales de aire medieval que bordean la costa y se intercalan con cabañas de madera y un acogedor camping donde los turistas se alojan sin gastar mucho dinero. Si el día no invita a la playa, se puede emprender una caminata por las calles arboladas con nombres de flores y visitar el emblemático castillo Pittamiglio, antigua residencia de recreo y retiro del polifacético Humberto Pittamiglio. Sus grandes murallas, galerías ocultas y robustos torreones, se mezclan con un mundo interior de angostas estancias llenas de misterios y jardines invadidos por las hierbas silvestres, nidos de aves y grandes restos arqueológicos y símbolos esotéricos.

Desde Punta del Este hasta Piriápolis, Uruguay posee casi mil kilómetros de playa, que se reparten entre el Océano Atlántico y la desembocadura del Río de la Plata. Son playas de aguas templadas en el interior, y más frías en la zona Atlántica, pero con las posibilidad de practicar deportes extremos, bucear o nadar.


Clima: Cálido. La temperatura es de 32 °C.

Prefijo teléfono: + 598

Cómo llegar:

Aerolíneas Argentinas y Avianca cuentan con varias rutas directas a Montevideo desde Bogotá. Allí se puede tomar una conexión para volar al Aeropuerto de Laguna del Sauce en Punta del Este y si se desea viajar a Piriápolis, en carro se llega en tan sólo 30 minutos.

Planes:

•Parar en un puesto de la playa donde venden medialunas recién horneadas rellenas con jamón o queso y acompañarlas con leche chocolatada.

•Visitar la fundación Pablo Atchugarry. Se pueden tomar talleres de escultura. La construcción está rodeada de un inmenso parque.

•Conocer el famoso establecimiento rural Tambo Lapataia, ubicado en la estancia El Sosiego, a 15 minutos del valle de Lapataia, en Punta del Este. Son 45 hectáreas de explotación agropecuaria natural con tradición artesanal, referente para la producción de carne, leche y lana.

•Disfrutar de la reserva de Fauna y Parque Cerro Pan de Azúcar. La caminata dura aproximadamente 50 minutos y mientras se va ascendiendo a la cima se ven venados, garzas y cisnes de cuello negro. Desde el punto más alto se aprecia una panorámica de Piriápolis.

No deje de comer: Tiradito de salmón con miel de maracuyá.

Dónde dormir:

•Aparta hotel Dunas del Este
Playa Punta Colorada - Piriápolis
Tel.: 00598 443 26458
www.dunasdeleste.com

•Hotel del Lago Golf & Art Resort
Ruta Interbalnearia km 116, Laguna del Sauce
Tel: 00598 987 3452
www.clubdellagohotel.com

•Hotel Posada Paradiso
Calle Picaflores esquina Biguas, José Ignacio, Maldonado, Uruguay
Tel: 00598 4486-2112, 00598 4486-2487
www.posadaparadiso.com

•Hotel Best Western La Foret
Calle La Foret y Pascual Gattas - Parada 6 Playa Mansa - Punta Del Este
www.laforet.com.uy

Prográmese para…

La Noche de la Nostalgia. Se celebra el 24 de agosto y consiste en la realización simultánea de varias fiestas en discotecas, carpas y boliches, en las que retumban los ritmos típicos de los años 60, 70, 80 y 90.