Villa de Leyva se llena de colores con el Festival de las Cometas

Desde hace más de cuatro décadas la celebración se ha convertido en uno de los símbolos de Boyacá. Anualmente, este municipio con más de 400 años de historia, recibe a colombianos y extranjeros que se dejan seducir por su agradable clima y espectaculares paisajes

Flickr: Juan Felipe Rubio

Entre el 19 y el 21 de agosto próximos, el cielo de Villa de Leyva, uno de los municipios más bellos y tradicionales de Colombia, se llenará de colores en la edición número 42 del Festival del Viento y las Cometas.

Convertido con los años en una de las celebraciones más importantes de Boyacá y disfrutando de una actividad que sigue vigente de generación en generación, la celebración cuenta en esta ocasión con competencias como vuelo individual, en equipo, lejano y de cometas gigantes.

El Festival no solo contará con la participación de amantes de las cometas. A la cita también asisten miles de turistas de todas partes del mundo, quienes cada año se reúnen en este municipio, reconocido como monumento nacional, con el fin de disfrutar de su arquitectura colonial, agradable clima y su exquisita gastronomía.

A Villa de Leyva solo se puede llegar por vía terrestre, gracias a esto, sus visitantes disfrutan del hermoso paisaje compuesto principalmente por imponentes montañas, las cuales sirven de abrebocas antes de adentrarse a los empedrados caminos de este municipio con más de 400 años de historia.

Las cometas también serán protagonistas en las noches boyacenses, gracias a la presentación de la categoría de cometas de vuelo nocturno, que al finalizar dará paso a varias presentaciones artísticas. Se destacan las de la Corporación Ballet Oscar Nieto, el cantante Juan Palau y el Grupo Maíz Keéj y su orquesta Manigua Colombia.

Villa de Leyva y su enorme plaza principal, que mide cerca de 14 mil metros cuadrados y es considerada la más grande de Colombia, se llenarán de color en un evento donde se pondrán a prueba el ingenio, la destreza y la creatividad de estos objetos que se moverán al ritmo de los vientos de agosto durante tres días