El 50% de los pacientes no llevan un control adecuado de su glucosa

El costo de una diabetes mal manejada

Comer mal, no realizar actividad física ni asistir a los controles son algunas de las causas de las enfermedades silenciosas que se desencadenan por un mal manejo de la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que no tiene punto de retorno. Una vez aparece, se puede tratar y controlar, pero no curar. Sin embargo, esto no significa que la vida de quienes la padecen tenga que llenarse de restricciones. Un cambio de hábitos, sumado a la adopción de una serie de cuidados y precauciones desde el diagnóstico, contribuyen a que la cotidianidad pueda transcurrir con relativa normalidad.

Dentro de las recomendaciones más comunes está una alimentación saludable, hacer ejercicio ojalá todos los días, visitar con periodicidad al especialista, tomarse los medicamentos e inyectarse la insulina en las horas establecidas. No hacerlo puede desatar complicaciones que afectan el cerebro, el corazón y los vasos sanguíneos, los riñones, los nervios y los ojos.

“Lo más grave es que estas enfermedades son silenciosas, no presentan síntomas. Así es que cuando se desencadenan es porque ha habido muchos años de mal control metabólico. Aún no existe ningún tratamiento lo suficientemente efectivo que ayude a prevenir que aparezcan las complicaciones derivadas de la diabetes, por lo que todo depende de qué tan consciente sea el paciente de la importancia de seguir las recomendaciones médicas”, explica Dilcia Luján, médica internista y endocrinóloga de la Asociación Colombiana de Diabetes.

El panorama en el mundo no es distinto. Durante la edición número 11 del Congreso Internacional de Diabetes Mellitus se reveló que aproximadamente el 50 % de los diabéticos no siguen un adecuado control de su glucosa. Las razones son descuido o dificultades de acceso al tratamiento. Conozca en el siguiente gráfico los órganos y sistemas que más se ven afectados por un mal manejo de la enfermedad. La clave, concluye Luján, es seguir las indicaciones médicas y así evitar que la diabetes se salga de control.