¿Aceitunas en el postre?

Durante las última semanas estuvimos hablando sobre las aceitunas, y con esta receta terminaremos: un postre, sí señores.

/Jhonatan Ramos
/Jhonatan Ramos

Amo las aceitunas en todas sus formas y presentaciones, pero creo que la manera más novedosa y sorprendente de disfrutarlas es en el plato de azúcar de la cena. De hecho, cuando se blanquean en agua hirviendo y se les quita así un poco de su amargo, van perfecto con los sabores dulces. La jalea de aceitunas que es la base de este postre se puede utilizar de muchas maneras, como por ejemplo acompañando unos buenos quesos maduros o incluso para hacer helado casero, que se debe servir —cómo no— con un chorrito de aceite de oliva virgen extra encima. Créanme cuando les digo que esta es una de las maneras más sabrosas de aprovechas las nobles aceitunas.

INGREDIENTES

Para la jalea de aceituna
100 gramos de pasta de aceituna morada
100 gramos de azúcar blanca
Para la tierra de aceituna
50 gramos de aceituna morada deshuesada y blanqueada
50 gramos de azúcar pulverizada
Para la crema de naranja
3 huevos batidos
Jugo y ralladura de 2 naranjas
100 gramos de azúcar
150 gramos de mantequilla
200 gramos de crema batida

PREPARACIÓN

Blanquee las aceitunas en agua hirviendo durante 10 minutos y escurra. Procese hasta obtener una pasta fina y deje enfriar. Para la tierra, mezcle a mano la mitad de la pasta de aceitunas con el azúcar pulverizada hasta formar grumos de consistencia terrosa. Para la jalea, mezcle la mitad restante de la pasta de aceitunas con el azúcar y cocine hasta lograr una consistencia de miel. Para la crema de naranja, cocine a baño maría el jugo y la ralladura de naranja junto con el azúcar y los huevos, y una vez que ha espesado se retira del fuego y se mezcla con la mantequilla. Deje enfriar. Integre la crema batida de forma envolvente, con la ayuda de una espátula. Acompañe con un granizado de naranja y cascos de naranja confitados.

hsasson28@hotmail.com