Por un plato de lentejas

Ensalada de lentejas con langostinos salteados.

/Óscar Pérez – El Espectador

Los científicos creen que han sido parte de la alimentación humana desde el periodo neolítico y fueron uno de los primeros cultivos domésticos. De hecho, existe evidencia de su consumo desde hace 13.000 años. A lo largo y ancho del mundo existen muchos tipos de lentejas, cuyos colores varían desde amarillo y naranja hasta verde, café y negro; y sus formas parten desde pequeños granitos hasta platos oblongos y robustos. Entre las variedades más conocidas están la beluga, negra y redonda como el caviar; la pardina, muy común en España; la francesa puy, grande y sabrosa; las lenticchie italianas, pequeñas y de textura consistente; o las amarillas que se suelen vender peladas en los mercados indios. Es en el país de Buda donde quizá se le ha sacado el mayor provecho a las lentejas: conocidas allí como dahl, suelen ser infaltables en cada comida, y se presentan en inumerables preparaciones, como currys, pastas, potajes, panes, galletas, ensaladas… La razón es que son una excelente fuente de proteina vegetal, por lo que sirven como sustituto en dietas vegetarianas. Para no ir más lejos, la sopita de lentejas típíca de la cocina casera colombiana, con tocineta o chorizo, unas veces con trocitos de papa, arroz y huevo frito, son una verdadera delicia. Por eso, esta semana vamos con una receta de lentejas, pero de una forma particular: ¡en ensalada, frías y con langostinos!

Ingredientes (para 4 personas)

2 tazas de lentejas cocidas

3/4 de taza de pepino cohombro cortado en cubos

3/4 de taza de tomates cherry en cuartos

1/2 de taza de cebolla roja cortada en plumas (al gusto)

1/2 taza de puntas de espárragos cocidos

2 cucharadas de cilantro picado

1 cucharada de perejil picado

4 cuch de aceite de oliva

Jugo de 1 limón

Sal y pimienta

1 punta de comino

12 langostinos U16-20 pelados y desvenados (o 4 filetes de salmón a la parrilla)

Preparación

Remoje en agua las lentejas desde la noche anterior. Cocínelas con trozos de cebolla cabezona, zanahoria y apio, y hojitas de tomillo y laurel, hasta que estén listas, sin que se vayan a pasar de cocción (deben quedar firmes y enteras). Escúrralas y déjelas enfriar. Dore los langostinos en una sartén con aceite de oliva, y sazone con sal y pimienta. Mezcle todos los ingredientes de la ensalada y sirva coronando con los langostinos.

[email protected] / www.harrysasson.com

Temas relacionados