Discovery sigue averiguando cómo será el mundo en 2111

La nueva temporada de la serie se enfoca en los avances de la ciencia, ingeniería y medicina que cambiarán las vidas y los cuerpos en el próximo siglo.

Imagen de la serie "2111" de Discovery Channel.
Imagen de la serie "2111" de Discovery Channel.Discovery Channel

El año pasado Discovery Channel estrenó "2111", programa que presentaba una idea de cómo sería América Latina en ese tiempo. Ahora, el canal decidió ir más allá y presentar una visión del mundo futuro en una segunda temporada que se estrena este martes a las 8 de la noche y que se enfoca en los avances de la ciencia, ingeniería y medicina que cambiarán las vidas y los cuerpos en el próximo siglo.

"En esta nueva entrega trabajamos los temas como medicina, salud y robótica con una visión internacional", explica Irune Ariztoy, productora del canal internacional. "Son innovaciones de ahora que tarde o temprano nos legarán".

Idzi Dutkiewicz, conductor del programa, es el encargado de viajar a varias ciudades del mundo y descubrir los avances científicos que según él son beneficiosos "para la humanidad, la salud y el planeta". Cita como ejemplos los proyectos 'Sunshine' que transforma la contaminación en combustible; el auto que se fabrica en Alemania y que no necesita que un humano lo conduzca y el caso de Roger, un hombre que perdió la vista pero que gracias a la tecnología logra ver las figuras que un aparato capta de su cerebro.

"La tecnología sí está trabajando para nosotros", comenta enfático Dutkiewicz, quien reconoce que el mal uso que se le da a los avances es culpa de la gente y no del invento en sí.

Según el primero de los seis capítulos de "2111", en ese tiempo los seres humanos serán más bien súper humanos pues "podremos ver en la oscuridad, trepar por las paredes, correr a grandes velocidades y levantar pesadas". Para comprobarlo, Dutkiewicz usa un exoesqueleto que le permitió levantar más bultos de arena de los que normalmente podría soportar.

En cuanto a los robots, el programa de Discovery Channel plantea que "tendrán sentimientos y serán independientes", todo gracias a programas que permiten leer los estados de ánimo del ser humano. Sobre la independencia, Dutkiewicz comenta que fue testigo de cómo un robot logró preparar mate (bebida típica argentina) sólo con una orden y gracias a la investigación que la misma máquina hizo en la nube (internet).

Otro de los temas controversiales, sin duda, será el de la seguridad, pues el canal dice que el crimen no será una amenaza porque las "abejas que detectan explosivos" y por los "desarrollos genéticos de materiales súper resistentes, detectores de mentiras que leen la mente y avances de la ciencia forense".

Pero como todavía estamos lejos del 2111, la producción no asegura que así será el mundo futuro, por lo que plantea interrogantes al estilo ¿cuánto iremos a depender de los robots en el futuro? O ¿avanzarán tanto hasta llegar a remplazarnos por completo?

Irune Ariztoy deja claro que "2111" no es una simple especulación de Discovery, sino que es el resultado de un proceso investigativo que está acompañado por futurólogos. "Tenemos la mirada de los expertos, quienes son los que nos ayudan a entender y comprender cómo será la vida en 100 años".

Tal como ocurrió en la primera temporada, la serie no toma en cuenta la opinión de expertos que ayuden a saber cómo sería la implementación masiva de los inventos presentados, pero tanto Dutkiewicz como Ariztoy aseguran que hay desarrollos que son usados actualmente por gente común y corriente y citan el caso de un deportista mexicano que con una prótesis avanzada puede competir olímpicamente y de un joven que perdió su brazo pero que asegura que su prótesis le permite realizar actividades incluso mejor que con su extremidad natural.

"La pregunta básica del programa es ¿a dónde hay que llegar? Es como el apagón analógico, cada país se tomó su tiempo para entrar a la era digital, pero al final todos están ahí. Así mismo pasa con los televisores o las cámaras de nueva generación, que salen al mercado con precios muy altos pero que con el paso de los años se va regulando hasta que la mayoría de la gente puede adquirirlos", enfatiza Dutkiewicz.

Temas relacionados