En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
26 Apr 2010 - 9:39 a. m.

Acusado de poligamia asegura que "las amantes no están prohibidas en Francia"

El presunto polígamo tiene una docena de hijos con cuatro mujeres distintas que, además, se sospecha reciben ayudas por hacerse cargo de familias monoparentales.

Información de EFE

Un musulmán francés de origen argelino investigado por un presunto delito de poligamia por el que el Gobierno amenaza con retirarle la nacionalidad, se defendió con el argumento de que "las amantes no están prohibidas en Francia".

"Hasta donde yo sé, las amantes no están prohibidas en Francia, ni por el islam. Quizá por el Cristianismo, pero no en Francia", dijo este carnicero de Nantes (noroeste), a quien tiene en el punto de mira el ministro del Interior, Brice Hortefeux.

La polémica -que se desarrolla en pleno debate sobre la prohibición del velo islámico en Francia anunciada por el presidente, Nicolas Sarkozy- se inició después de que la policía multase con 22 euros a una mujer de 31 años por conducir con "niqab", una prenda similar al "burka" que disminuía su campo de visión al volante.

Las protestas de la afectada, que responde al nombre de Anne y dice haberse convertido al islám, propiciaron que florecieran las sospechas sobre la poligamia de su consorte, hecho por el que el titular de Interior instó al ministro de Inmigración, Eric Besson, a que le retirara la nacionalidad si se confirman los hechos.

El presunto polígamo, que posee la nacionalidad gala desde 1999, tiene una docena de hijos con cuatro mujeres distintas que, además, se sospecha que reciben ayudas sociales por hacerse cargo de familias monoparentales.

Sin embargo, ante la petición de su colega de Interior, Besson se mostró prudente y aseguró que la legislación actual no permite retirar automáticamente la nacionalidad por estos hechos.

La ley francesa contempla, en efecto, la posibilidad de castigar la poligamia con hasta un año de cárcel y 45.000 euros de multa, si se demuestra que una persona ha contraído matrimonio con otra sin haber disuelto otro precedente.

La dificultad reside en demostrar que el sospechoso de poligamia está casado con más de una mujer, porque, como recordó el fiscal de Nantes, Xavier Ronsin, "la ley ya no castiga el adulterio".

Es la misma línea argumental en la que se apoya el sospechoso, que ha declarado que si se retirase la nacionalidad por tener amantes muchos franceses perderían su pasaporte.

La reacción del Ejecutivo a la rocambolesca historia -que germinó un día después de que el Gobierno de Sarkozy anunciara una ley para prohibir el uso del "burka" en Francia- ha desatado críticas desde las filas de la oposición.

Los socialistas denuncian una "dramatización" de los hechos por parte de Hortefeux, al que acusan de haber urdido un "montaje político", mientras que los ecologistas señalan que "atizar el odio nunca ha resuelto los problemas".

Mientras tanto, el Gobierno conservador de la UMP intenta evitar que la polémica desencadene una escalada de reacciones contra la comunidad musulmana de Francia.

"A la inmensa mayoría de los musulmanes de Francia les gusta practicar su culto y vivir su espiritualidad desde el respeto a la ley", declaró el primer ministro, François Fillon, después de que en la noche del pasado sábado la mezquita de Istres (este) , recibiera más de veinte disparos de un kalashnikov.

Temas relacionados

FranciaPoligamia
Comparte: