21 Aug 2013 - 7:43 a. m.

Alemania reconoce el "tercer género" para hermafroditas

Quienes nazcan con un sexo indefinido podrán decidir en la adultez a qué género quieren pertenecer, incluyendo un "género indeterminado".

Redacción Vivir

Los certificados de nacimiento en Alemania tendrán tres opciones en la casilla de género a partir del 1 de noviembre: "masculino", "femenino" y "en blanco". La nueva ley abre la posibilidad de que las personas hermafroditas puedan elegir en la adultez bajo qué categoría quieren estar, incluyendo la de "tercer género o indeterminado".

Alemania es el primer país europeo que oficializa la tercera opción de género, una decisión fundamentada en un concepto de la Corte Constitucional la cual señala que si una persona "siente profundamente" que pertenece a cierto género, tiene el derecho de elegir cómo se identifica legalmente.

Aunque los medios nacionales han calificado la medida como una "revolución legal", defensores de los derechos de la comunidad LGBTI insisten en que no hay claridad sobre cómo aplicaría esta ley en casos específicos como matrimonios y adopciones. Esto, teniendo en cuenta que en Alemania no es legal el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

"Es algo lógico pero no es una ley tan progresista como nos gustaría que fuera", le dijo a la BBC Richard Köhler, del grupo activista Transgender Europe, y añadió que la nueva legislación se limita a casos en los que haya un diagnóstico médico. ¿Qué pasará con quienes están por fuera de ese diagnóstico?, se pregunta Köhler.

Australia también fue noticia a finales de mayo pasado por reconocer el género sexual neutro. La Corte de Apelaciones de Nueva Gales del Sur, revocó un fallo que establecía que los ciudadanos sólo eran reconocidos legalmente como hombres o mujeres en su nacimiento, en el matrimonio y en su defunción. A partir de ahora tendrán una tercera opción "sin especificar".

Esta decisión significa el final de una larga pelea legal que ha sido abanderada por el activista Norrie May-Welby, de 52 años, quien se identifica como género neutro y se convirtió en el primer ciudadano australiano en entrar a la lista de "sexo no especificado".

Norrie nació en Escocia y fue reconocido como varón. Luego se trasladó a Australia donde, a los 28 años, se operó para convertirse en mujer pero, según su testimonio, nunca logró sentirse cómodo por lo que dejó de tomar hormonas. En 2010 logró ser declarado oficialmente, en su certificado de nacimiento, como un ciudadano de "sexo no especificado" pero ese mismo año las autoridades de Nueva Gales del Sur invalidaron la decisión. Norrie apeló y en mayo pasado ganó finalmente la batalla.

Con el reconocimiento del 'tercer sexo', Alemania y Australia se suman a otras naciones como Pakistán, India y Tailandia, que cuentan con legislación en el mismo sentido.

Comparte: