13 Apr 2012 - 6:53 a. m.

Buscan restarle atractivo a los paquetes de tabaco

Quieren retirar marcas, colores y logos.

EFE

El Gobierno británico quiere retirar de los paquetes de tabaco las marcas, los colores y los logos para restarles atractivo y disuadir a los más jóvenes del hábito de fumar.

Así lo indicó el ministro británico de Sanidad, Andrew Lansley, en una entrevista que publica hoy el diario "The Times", en la que afirma que el 5 % de los adolescentes entre 11 y 15 años son fumadores habituales y que este hábito provoca casi 100.000 muertes anuales en este país.

Según Lansley, el Ejecutivo de coalición no quiere que las tabaqueras "tengan negocio" en el Reino Unido.

"No queremos trabajar en colaboración con las tabaqueras pues estamos tratando de llegar a un punto en el que no tengan negocio en este país", dice el ministro.

En cuanto a la medida, que el Gobierno someterá a consulta el próximo lunes, el responsable de Sanidad considera que las cajetillas de tabaco con empaquetados atractivos contribuyen a atraer a los más jóvenes hacia el hábito de fumar.

Según cifras oficiales, más de 300.000 británicos menores de 16 años prueban el tabaco cada año.

El Gobierno también quiere examinar si la manera de empaquetar los cigarrillos puede contribuir a un aumento en las ventas de paquetes de tabaco en el mercado negro.

Lansley apuntó que las tabaqueras emplean ciertos colores para atraer al fumador.

Se prevé que en su consulta, el Ejecutivo de David Cameron indicará que los paquetes de cigarros crean una "identidad del fumador" y que ciertas marcas se asocian a algo "popular" o atractivo.

Según esto, ciertas compañías de tabaco recurren a determinados colores y logotipos para impulsar sus beneficios.

Cajetillas sin marca, de color verde oscuro, empezarán a venderse a modo de prueba en Australia después de consultar a los ciudadanos de ese país cuál era el color menos atractivo.

La pasada semana entró en vigor en Inglaterra la prohibición de exponer al público cajetillas de tabaco en los mostradores de los supermercados.

Los establecimientos comerciales de más de 280 metros cuadrados deben ocultar los paquetes de cigarrillos y cualquier otro producto relacionado con el tabaco, si bien los quioscos y los locales más pequeños quedan exentos de la normativa hasta 2015.

Quienes incumplan la norma se exponen a multas de hasta 5.000 libras (unos 6.000 euros) e incluso a penas de cárcel.

Aunque esta prohibición se aplica de momento solo a Inglaterra, otras partes del Reino Unido estudian implementar también la medida, destinada a dificultar el acceso de los menores al tabaco y a reducir el número de fumadores, actualmente una quinta parte de los adultos del país.

Comparte: