1 Aug 2011 - 4:02 p. m.

Camille Allen, la autora de los asombrosos 'bebés miniatura'

Descresta la perfección de los detalles, facciones, gestos, tonos de piel, poses y demás factores que imprimen un asombroso realismo a los “bebes miniatura” que modela la joven artista canadiense. Entrevista.

El Espectador

Conocí la obra de Camille Allen gracias a uno de los correos que circulan en la red. Al ver las fotos en alta resolución, descresta la perfección de los detalles, facciones, gestos, tonos de piel, poses y demás factores que imprimen un asombroso realismo a los “bebes miniatura” que modela la joven artista canadiense. Su obra cada vez es más reconocida y difundida, ha participado en importantes exhibiciones de las principales ciudades del mundo, destacándose Nueva Yory , y en el 2009 en el importante festival global de muñecas en Dubai.


Cuéntanos ¿quién es Camille?


Nací en Vancouver Canadá en 1980, crecí allí disfrutando de mis clases de arte en la escuela del lugar. No fui tras una carrera en arte hasta el año 2001 cuando aún siendo estudiante bajo la dirección de Clara Allen (abuela de mi esposo). Desde entonces he sido reconocida por mi trabajo, esculturas de bebés en miniatura, que han sido difundidos en múltiples periódicos y revistas de todo el mundo, así mismo he participado en diferentes programas de televisión, entre ellos: de Motel Williams, de la televisión de los Estados Unidos en el año 2005.


¿Cuando y como descubres el grandioso talento para hacer esas esculturas tan reales, pese a su tamaño?


Toda mi vida, desde muy chica tuve estuve interesada en la escultura, me inspiró la belleza de un recién nacido. Es para mí un verdadero desafío tratar de capturar la delicadeza, fragilidad y paz de ellos. Yo recuerdo que un día yo no tenía suficiente barro para hacer una muñeca tamaño real, yo estaba solamente jugando con un trozo de barro. Con esto yo empecé a hacer un pequeño bebé que pudiera caber en mi mano. Era curvo en posición fetal, hasta le hice el cordón umbilical como si aun estuviera en la matriz. El tamaño y la forma del bebé que cabe en un cascarón de huevo Yo creo que la fragilidad del recién nacido se complementa perfectamente en el cascaron del huevo, recordándonos lo frágil que es la vida y que debemos ser tratados con delicadeza y cariño.


¿Tiene planes para ser madre y así tener tú bebé real?


Ahora no tengo hijos. Pero de todas formas, yo amo a los bebés y espero llegar a tener mis propios hijos un día.


¿Algunas publicaciones dicen que los bebés están modelados en materiales comestibles, es cierto?


Hay fotografías de mi trabajo circulando por internet y especialmente dos email en donde se dice que los bebés son hechos de “masapán” , o pasta de almendras con azúcar. Esto por supuesto no es cierto.


¿Qué materiales usas para hacer las pequeñas esculturas?


Prefiero esculpir en una clase de barro llamada Polymer Clay. Es muy suave y puede aguantar los más finos detalles que se impriman, hasta la delicadeza de las huellas digitales. Una vez terminada la escultura, entonces yo pongo la fuego para darle dureza. Algunas veces los bebés son vaciados en un molde con otros materiales como resina, porcelana o silicona.


¿Cuál es el tiempo promedio que empleas para hacer una escultura?


Un bebé de tamaño natural me toma un mes para completarlo. Bebés en miniatura me toma de unos cuantos días a varias semanas, dependiendo que tan compleja sea la escultura. Depende también que tan paciente yo me sienta, y cuanto tiempo pueda concentrarme en la obra. Algunas veces mis ojos se irritan y se cansan esculpiendo una miniatura, entonces debo tomar varios descansos, este es un trabajo que consume gran cantidad de tiempo.


¿Cuáles son tus mejores clientes?


Tengo clientes en todo el mundo: Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Escocia, Alemania, Italia, Australia, Japón, Dinamarca, Bélgica, Brasil, Emiratos Árabes; estoy feliz de enviar mis bebes a diferentes países.


Al ver las esculturas tienen un realismo impresionante, y detalles perfectos, ¿con base en qué te inspiras o los haces?


Recibo cientos de solicitudes para esculpir bebés con base a las fotos. Sin embargo, yo no hago ese tipo de trabajo, yo prefiero que mis esculturas salgan de mi corazón en lugar de parecerse a algunas fotos.


¿Algún mensaje para los lectores?


En especial para las madres con bebés, me gustaría decirles que disfruten lo que más puedan sus bebés mientras son pequeñitos. El tiempo se pasa muy velozmente. Yo espero que las esculturas de bebés les recordaran esa preciosa etapa cuando sus hijos están recién nacidos, estrechando aun mas esos hermosos lazos que entre ellos existen.


Especial agradecimiento a la colaboradora Connie Guzmán B. por la traducción efectuada a las respuestas de Camille.


Por John Garcia Fitzgerald, colaborador de Soyperiodista.com

Comparte: