4 Mar 2009 - 4:00 a. m.

Comerciantes protestan por Pico y Placa

El alcalde Samuel Moreno dijo que el Distrito judicializará a quienes provoquen disturbios, pero que respeta el derecho a la protesta.

Redacción Bogotá

En los últimos días los comerciantes de la capital, liderados por los vendedores de San Andresito, comenzaron a inundar las calles de la ciudad con panfletos de tinta azul que invitaban a una nueva marcha contra el Pico y Placa y por el derecho a la productividad y el empleo. “Paro comercial. Fecha: miércoles 4 de marzo de 2009. Hora: 7:00 a.m.”, dice la convocatoria.

Esta ha sido una de las tantas consecuencias que ha generado la medida que firmó el alcalde Samuel Moreno el pasado 5 febrero, quien anunció este martes sobre el mediodía, después de un consejo de seguridad, que se judicializará a quienes alteren la tranquilidad y movilidad de la ciudad. “Sólo se autorizaron seis puntos de concentración en diferentes zonas, desde donde partirán las marchas hacia la Plaza de Bolívar. Nosotros respetamos el derecho a la protesta y la libre movilización, pero no promovemos los disturbios”, dijo Moreno.

La polémica es de nunca acabar. Contradictores y partidarios se han enfrascado en una interminable discusión de estadísticas, declaraciones, demandas, rumores y debates políticos, hasta el punto de que en diversos medios se llegó a afirmar que la norma iba a ser revocada. “Hasta ahora estamos evaluando las consecuencias de que los bogotanos no saquen sus carros dos días a la semana desde las 6 a.m. hasta las 8:00 p.m. En su momento, se analizarán los beneficios y se harán las adecuaciones correspondientes”, dijo entonces Fernando Álvarez, secretario de Movilidad.

Detrás de los números hay quienes aseguran que existe una movida política con miras a desprestigiar el mandato de Moreno, teniendo en cuenta las elecciones de 2010. Según el concejal del Polo Democrático Carlos Vicente de Roux, “hay quienes tienen motivos para protestar, pero también existe un sector peñalosista que quiere descalificar al Alcalde. En parte se trata de una jugada política”. Carlos Fernando Galán, por su lado, dijo que en su partido, Cambio Radical, desde la oposición, “no creemos que sea una estrategia política para desestabilizar al Alcalde, pero estamos en desacuerdo con la norma”.

Para los defensores del Pico y Placa, con la medida los tiempos de desplazamiento se han reducido entre las 9:00 a.m. y las 5:00 p.m., se ha incrementado la velocidad entre 32 y 35 kilómetros por hora y se han disminuido en un 17% las emisiones de dióxido de carbono. Entre los comerciantes hay quienes han sacado provecho de la crisis, como es el caso de los taxistas. “Ellos han incrementado sus ingresos en un 2 ó 3%, que significa 2 ó 3 carreras más”, aseguró Uldarico Peña, uno de los más importantes líderes del gremio.

Las nuevas dinámicas de movilidad han generado recursivos negocios, como el Club Pico y Placa, una página web (www.picoyplaca.com) en la que los bogotanos pueden registrar su lugar de partida y de destino y el software los pone en contacto con otros ciudadanos con los que podrían compartir sus automóviles durante los días que no tengan restricción. Algunos alquilan sus automóviles y otros los comparten a cambio de módicas sumas.


Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), de los 18 sectores que tienen afiliados, solamente dos aseguran que sus ventas crecieron con la nueva medida. “Los más afectados son los negocios que tienen que ver con combustibles, estaciones de servicio y abarrotes. En cambio, la venta de motos y de carros usados, avaluados en menos de $20 millones, creció en un 7%”, explicó Francisco de Paula Ochoa, director de Fenalco Bogotá, quien también aseguró que su gremio no apoyará la marcha, pues adelanta una mesa de concertación sobre movilidad con el Distrito.

Desde que se implementó la restricción, el sistema de transporte masivo Transmilenio ha registrado en promedio 94.000 usuarios adicionales. Es decir, de 1’430.000 usuarios, el sistema pasó a movilizar cerca de 1’524.000, lo que significa un incremento del 6,67%. El aumento en las horas pico fue del 2,4%, mientras que el de las horas valle, del 9,7%. Todas estas cifras, afirmó el secretario de Movilidad, variarán ostensiblemente cuando los contratistas comiencen a trabajar en el grueso de las obras presupuestadas. “Entonces, hasta los beneficios actuales se verán afectados”.

Los contradictores

Un día después de que la Alcaldía Mayor firmara el decreto por el cual la restricción vehicular del Pico y Placa se aumentó a 14 horas, la medida ya estaba demandada por el congresista Nicolás Uribe, quien pide la nulidad completa del decreto. Sus argumentos: la vulneración de los derechos a la locomoción, al trabajo y a la libre empresa.

De otra parte, esta semana el Alcalde fue notificado sobre una acción popular interpuesta por el abogado Hárrison Vásquez, que busca que los dueños de vehículos se beneficien con un descuento en el impuesto de rodamiento, en razón al menor tiempo de uso de los automotores, que según se estima, desciende en un 24%.

Los más y los menos

Lo positivo

Mejoramiento de promedios de velocidad. Se registra un incremento que oscila entre los 32 y los 37 kilómetros por hora.


Disminución del dióxido de carbono en un 17%.

Menor tiempo en los desplazamientos entre las 9:00 a.m. y las 5:00 p.m.

Lo negativo

Según una encuesta de Fenalco Bogotá, las ventas del comercio cayeron en 16% luego de entrar en vigencia la medida.

Las ventas por impulso, es decir, aquellas que se realizan aunque no son el objetivo inicial del comprador, se redujeron en un 24%.

Las alternativas propuestas por  Fenalco

Transporte público digno y eficiente.

Sistema Integrado de Transporte (Transmilenio, alimentadores, buses, busetas, taxis, metro, tren de cercanías, bicicletas, automóviles particulares, peatones).

Acabar con la sobreoferta y la piratería.

Paraderos para buses y busetas.


Zonas amarillas para taxis.

Chatarrización.

Reparación y mantenimiento de la malla vial.  

Llevar a cabo proyectos de infraestructura.

Vías exprés (puede ser por concesión).

Sincronización de semáforos.

Hacer cumplir el Código de Policía a los vehículos de tracción animal.

Retomar campañas de cultura ciudadana.

Establecer horarios nocturnos y en días festivos para realizar las obras.

Hacer cumplir el cronograma de las obras.

Limitar el acceso a las zonas con obras en vía.

Temas relacionados

Pico y PlacaBogotá
Comparte: